Facebook Twitter Google +1     Admin

DE 'EL TANGO DE DOROTEO'

http://www.javihernandezdibujante.com/blog/76-javi-hernandez-y-anton-castro-ponen-todo-el-corazon-en-el-tango-de-doroteo

El dibujante argentino afincado en Huesca

y el escritor gallego firman su tercer libro en común.

El tango de Doroteo es el último trabajo a cuatro manos de Javi Hernández y Antón Castro, un libro objeto en el que ambos autores han derrochado altas dosis de cariño,esmero y virtuosismo, capaz de atrapar al lector desde las primeras palabras y trazos con la misma fuerza y lirismo que envuelven los sonidos de un bandoneón.

Myriam Martínez (Diario Alto Aragón)

Como señaló ayer el profesor José Domingo Dueñas en la presentación de esta obra, Antón Castro y Javi Hernández se entienden muy bien. O como diría después el propio Antón, ambos son capaces de adivinarse. Es el tercer título que el argentino y el gallego publican juntos. Los dos anteriores, editados por Nalvay, fueron La leyenda de la ciudad sumergida y El niño, el viento y el miedo.

“Son libros llenos de matices, que requieren una segunda lectura”, advirtió Dueñas. También destacó del dibujante, que reside en España desde hace quince años, su perfección técnica y su capacidad para sugerir con los colores, su confianza en sí mismo y su imaginación. “Su trabajo es muy simbólico y es un gran narrador visual”, aseguró. 

Por la perfección que busca en sus dibujos, se puede considerar a Javi Hernández como un autor clásico, pero Dueñas observó que hay muchos componentes vanguardistas en sus creaciones, utiliza marcos poco habituales, combina extraños elementos y se sirve de muchas metáforas y símbolos. “Hay una labor previa conceptual muy importante y creo que en este libro, Javi se ha superado a sí mismo”, proclamó. A Antón Castro, que se instaló en Aragón en septiembre de 1978, José Domingo Dueñas se refirió como un “todo terreno de la pluma”, aficionado a todo tipo de géneros y disciplinas artísticas, que igual escribe para niños que para adultos.

“Un narrador honesto y fiel a su universo”, resumió, que por cierto acaba de publicar también una nueva edición de Golpes de mar, en la que incorpora cinco relatos inéditos. En El tango de Doroteo, “Antón Castro hace un ejercicio de contención, porque el texto tiene una fuerza enorme y podía haber sido una novela”. Sin embargo, el escritor tenía que dejar su espacio a Javi Hernández, para que él también pudiera contar su propia historia. La original concepción del libro, cuya maqueta fue ideada por Javi Hernández, evoca formalmente al bandoneón. Se ha publicado con su pro- Antón Castro, de pie, y Javi Hernández presentaron el libro en el Centro Manuel Benito tras firmar en la feria. pia editorial, Ida y vuelta, y se puede leer en dos direcciones. El lector, subrayó Dueñas, puede relacionarse con él “cuerpo a cuerpo”, en un ejercicio físico e intelectual.

Huesca04
Huesca01
Huesca02
Huesca03

 

El abuelo de Javi Hernández, natural de Siresa, se fue a vivir a Argentina y ya nunca más regresó a España. Antón Castro le pidió a su amigo que le contara la historia y se inspiró en ella para arrancarle toda la música a EL tango de Doroteo. Un joven deja sus montañas y se embarca hacia Buenos Aires en una travesía inolvidable en la que descubrirá el bandoneón y aprenderá a tocar este instrumento, de origen alemán pero especialmente popular en el Río de la Plata.

El tango de Doroteo Textos: Antón Castro Ilustraciones: Javi Hernández Edita Ida y vuelta “El texto es un homenaje a Javi, a los viajes de ida y vuelta, a la música, a Galicia y a Labordeta -señaló el escritor-. Es un libro objeto que está lleno de cariño, con muchos ambientes diferentes. Siempre que trabajo con Javi invento una película visual, pero me gusta que los fotogramas definitivos los haga él”.

Javi Hernández quiso ayer agradecer a Antón Castro su amistad, “por sus borbotones de cariño y su sabiduría, porque estar con él es una oportunidad para el conocimiento y el aprendizaje”. El dibujante argentino reconoció que para él “el libro está cargado de emoción” por lo que vivieron sus antepasados y las dificultades que él mismo ha tenido que superar a veces. “Es tu trabajo más audaz - manifestó Antón Castro-, en el que más lejos ha llegado tu imaginación”.

Javi Hernández reveló que inicialmente el instrumento que aprendía a tocar Doroteo era una guitarra y sugirió su cambio por el bandoneón, “que tiene una simbología tan potente”. A partir de ese momento, las ideas florecieron de manera imparable y el libro cobró otra dimensión. “Los textos de Antón son tan sugerentes, que cuesta elegir las imágenes porque es difícil no repetir lo que él ya ha dibujado. Eso me permite volar e ir a mi aire”, explicó. Aunque se siente más seguro jugando con el blanco y el negro, admite que ha ganado seguridad con el color. Eso sí, apuesta por la sutileza frente a las estridencias. Al encanto de las voces y las palabras de los tres oradores le pusieron música de tango Raquel Sobrino, al violín, y Fernando Salinas, al bandoneón.

23/07/2017 19:11 Antón Castro Enlace permanente. Ilustradores No hay comentarios. Comentar.

BUSUTIL: LA DIPLOMACIA CULTURAL

 

La diplomacia cultural

Guillermo Busutil 

 

‘La Opinión de Málaga’.

La diplomacia es el espionaje del conocimiento y la imaginación. Su misión no consiste en robar datos confidenciales ni en crear tramas de sombras -aunque hay veces en las que sucede y sus promotores creen que nadie se ha dado cuenta del juego de intereses -. El trabajo del diplomático sólo conlleva el elegante secreto de adquirir la cultura del territorio en el que se mueve mientras fomenta la propia. Es decir, conciliar el diálogo mediante la construcción de un lenguaje capaz de crear un espacio en el que encontrarse en beneficio mutuo. Una misión en la que las manifestaciones artísticas y el patrimonio de la identidad tienen pasaporte e influencia en la percepción de su imagen. Un claro ejemplo durante la guerra fría entre EEUU y la URSS lo representó el Ballet del Bolshoi que transmitía un sofisticado retrato de disciplina, compromiso colectivo y alta cultura, al igual que el jazz y el expresionismo abstracto americano propagaron su mensaje de libertad y modernidad más individualista. Lo mismo hizo España en la Bienal de Venecia de 1958 con la obra vanguardista de Manuel Millares, Luis Feito y Manuel Rivera entre otros miembros de El Paso. Acciones culturales que actuaron, y continúan actuando, sobre los estereotipos con los que un país es percibido en el extranjero.

La comprensión del mundo moderno, la conciencia de nuestros dilemas y cuál es el significado de la cultura frente a la urgencia de los desafíos de nuestro tiempo, exigen que se piense a fondo acerca del papel que deben tener las administraciones públicas y la empresa privada en la proyección cultural exterior; de si es preferible que el instrumento principal sea la lengua española –el Instituto Cervantes en los noventa supuso un importante primer paso- o si ha de ser la creación artística la que exporte la identidad y su espíritu. Esta reflexión se ha hecho en Santander, en el 3º Congreso de periodismo cultural, organizado por la Fundación Santillana y dirigido por Basilio Baltasar. Perfil perfecto de ese arte de la sagacidad, de la educación y del propósito del cometido. Alfil elegante y sutil, en diagonales y en círculos, en los márgenes y en la pluralidad de un tablero en el que establecer ideas y trabajo, acuerdos y estrategias como el Libro Blanco de la Cultura que debería tener la diplomacia, tal y como reclamó Ion de la Riva. Ex embajador en la India, fundador de Casa América, consejero de la Embajada de España en Italia, lúcido y curtido en batallas como la de pacificar la tensión del V Centenario del Descubrimiento mediante la diplomacia cultural, y su desenfado de humor y pasión delante de la postal de la bahía acristalada por el Centro Botín, por la que cruzaban dibujos de veleros de infancia en acuarela de brisa gris y cargueros comerciales como silenciosos fantasmas del atardecer. Una de las escenografías de atmósfera que enmarca hacia dentro esta arquitectura de Renzo Piano, con la que Santander gana una bella infraestructura con estética futurista de los setenta, y un imán para el turismo cultural. El modelo con el que Atenas también intenta regenerarse mediante el nuevo Museo Nacional de Arte Contemporáneo y el Centro Cultural de la Fundación Stavros Niarchos diseñado igualmente por Piano.

No sé si la arquitectura de estos plásticos contenedores contribuye a la diplomacia, además de a promover la economía, pero sí está claro que hay firmas que funcionan como marca. El término con el que sueñan distinguirse hoy día las ciudades, aunque sea un concepto cautivo de la publicidad que permite convertir lo que no se es en lo que interesa que los demás crean. No es marketing lo que las ciudades deben buscar. Lo que importa de verdad es el prestigio de lo que se oferta y que dicha oferta sea realmente un foro con la política cultural de otros países, y a partir de ahí favorezca otras relaciones. Ese es el auténtico reto, y el logro que presentó el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Su apuesta personal formada por el Centro de Arte Contemporáneo, la Colección Museo Ruso San Petersburgo Málaga y el Centro Pompidou Málaga. Tres museos fruto de la importante puerta que abrió 14 años antes el Museo Picasso Málaga financiado por la Junta de Andalucía y por la apuesta continuada de Christine y Bernard Picasso con una exquisita colección del artista malagueño y exposiciones temporales de proyección internacional.

Cuatro espacios que han convertido a Málaga en la ciudad de los museos, la tercera en dicha oferta con cerca de un millón de visitantes anuales, como la ha denominado el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai, y cuyo impacto económico de su atracción museística roza los 547 millones de euros, además de favorecer la celebración de La Cumbre Hispano Francesa, y que sea el Ruso el que alberge, desde mañana hasta el jueves, el Encuentro de todos los directores del Institutos Cervantes. Nada mal para una ciudad que hace diez años suspendió en ser la capitalidad cultural 2016, aunque sus dos infraestructuras estrella dependan de que los políticos malagueños se crean la cultura y sepan estar a su altura, de una renovación pendiente nada clara, y del compromiso con un alcalde que entonces se habrá jubilado. También la Diputación ofreció su proyección nacional a través de La Térmica, dirigida por Salomón Castiel, con su dinamización cultural de la ciudad, y La Noche de los Libros como exitosa actividad.

Diplomacia cultural, entendida también como caligrafía de la política exterior, desgranada en un congreso en el que a todos nos fascinó el discurso de Roberto Toscano, avalado por su experiencia diplomática, acerca de una cuestión tan simple y tan compleja, como la diferencia entre diálogo y dialéctica en un momento de miedos por la pérdida del control de nuestra vida y el aumento de las políticas alfa macho de Estados Unidos, Rusia y China, garantes de una cultura hobessiana basada en la necesidad de autoestima, de gloria y poder a expensas de los otros. Igual de interesante fue el papel que está desempeñando la Secretaría General Iberoamericana representada por Rebeca Grynspan en unas jornadas en las que se debatieron las causas que determinan que el país en el que España tiene peor imagen del mundo sea la propia España; la importancia del pensamiento crítico en la diplomacia; el rol que desempeñó en Londres el Instituto Español del exilio frente a la propaganda del franquismo; lo que supuso la narrativa del boom hispanoamericano en la promoción europea de su identidad; y el vínculo entre diplomacia y literatura simbolizado en escritores de la talla de Pablo Neruda, Alejo Carpentier o Carlos Fuentes, entre otras aportaciones de reconocidos periodistas como Sergio Vila-San Juan, Eva Díaz Pérez, Antonio Iturbe, Antón Castro, Luis Martínez o Manuel Pedraz. Y hubo excelentes ejemplos como el de Radio Ambulante: un podcast que cuenta crónicas latinoamericanos en audio español en la National Public Radio norteamericana, y la hibridación que avala la Fundación Tres Culturas con conciertos como el de la palestina Haya Zaatry. Sin faltar el reconocimiento a María Luz Morales, rescatada en un libro de María Ángeles Cabré, como pionera del periodismo cultural.

Curiosidad, apertura, neuroticismo –para solventar situaciones estresantes sin alterarse- y extroversión, cuatro rasgos del buen diplomático presentes en las relaciones de los agentes culturales de reconocida labor o de incógnito Bond, como jugó la periodista Ana Borderas, en un Congreso donde sin duda estuvo presente la variante cotidiana del ejercicio de diplomacia que se da en torno a la comunicación social, sin necesidad de llevar esmoquin, escote de espalda ni de conversar permanentemente en ajedrez. El brindis final fue la convicción común de que la cultura es la mejor herramienta, en un mundo amenazado por las utopías reaccionarias, para recuperar el Humanismo perdido y volver a soñar. Igual que en esa bahía de Santander que, desde la sala de conferencias del centro Botín, parecía un mapa del mundo en calma en el que sólo la luz podía suceder.

 

 

*http://www.eldiariomontanes.es/noticias/201505/18/media/cortadas/centrobotin--575x323.jpg

23/07/2017 09:57 Antón Castro Enlace permanente. Escritores No hay comentarios. Comentar.

'GOLPES DE MAR' EN A CORUÑA

20170722110109-lilian-bassman-evelin-modelo-1954.jpg

’GOLPES DE MAR’, EL DÍA CUATRO DE AGOSTO EN A CORUÑA
Lilian Bassman, una de las fotógrafas más sutiles, de impronta pictorialista, retrató en muchas ocasiones a la modelo Evelyn Tripp. Esta foto, con ecos marinos, me sirve para anunciar la presentación de la nueva edición, aumentada, de ’Golpes de mar’ (Ediciones del Viento), el próximo día cuatro de agosto en la Feria del Libro de La Coruña. Será a las 20.00, y contaré con la presencia de Eduardo Riestra y dos grandes amigos: Xulio Valcárcel y Miguel Anxo Fernán Vello. Será la primera vez en 30 años de creación literaria que presento un libro en la ciudad de mi niña y de mi adolescencia. ’Golpes de mar’ empieza en La Coruña: en la plaza de Bárbaras, en las inmediaciones del castillo de San Antón, en el jardín de San Carlos... Y luego se interna por Arteixo, Barrañán, Valcobo, Chamín, Caión, y otros lugares de la Costa de la Muerte. También hay relatos que suceden en Santa Mariña de Lañas o en ese lugar imaginario de Baladouro, que estaría ubicado entre As Croas, o Campo da Choca, etc. Ahora mismo me acaba de llamar Javier Lostalé y me dice que mañana en RNE, de 3 a 4, en ’La Estación Azul’, alguien recomienda ’Golpes de mar’ y él lee un poema de mi libro ’Seducción’ de dedicaco a Pilar Gómez Bedate y a Ángel Crespo, en su casa de Calaceite.

22/07/2017 11:01 Antón Castro Enlace permanente. Escritores No hay comentarios. Comentar.

NOTICIAS SENDERIANAS...

20170721084810-sender-p.jpg

Me complace enviaros un par de noticias senderianas:

1. Hemos comprado un artículo de Ramón J. Sender, desconocido para nosotros, 'Ocupar una ciudad no es conquistarla', que se publicó en la revista bonaerense Pan: síntesis de toda idea mundial, 129 (22 de septiembre de 1937), p. 6. En la revista se informa de que este artículo se había publicado anteriormente en la revista Adelante de Valencia en 1937, referencia que también desconocíamos hasta ahora. Adjunto el archivo PDF.

2. El programa Huellas de... de Aragón TV dedicó su edición del pasado 15 de julio a Ramón J. Sender, con la emisión de un vídeo divulgativo de casi media hora de duración en el que intervienen Gabriel Sopeña, como conductor del programa; Palmira Zapater, alcaldesa de Chalamera; Ana Alcolea, escritora; Enrique Galí, profesor de literatura; Rafael Bardají, periodista, y  José Domingo Dueñas, especialista en Sender. He de advertir que contiene algún error grave, como que el hijo pequeño de Sender fue fusilado (afirmación de Gabriel Sopeña). Podéis verlo en el siguiente enlace: http://alacarta.aragontelevision.es/programas/huellas-de/

Un cordial saludo,

Luis Gómez Caldú. Coordinador del CES

GONZALO MOURE, CERVANTES CHICO 2017

20170721082603-moure.jpg

GONZALO MOURE, PREMIO CERVANTES CHICO 2017
El escritor valenciano Gonzalo Moure ha sido el ganador de la última edición del Premio Cervantes Chico, un prestigioso reconocimiento que otorga el ayuntamiento de Alcalá de Henares para distinguir a un escritor o escritora de lengua castellana cuya trayectoria creadora haya destacado en el campo de la literatura infantil y juvenil.
Para su designación se tienen en cuenta, además de sus méritos literarios, criterios como la popularidad y la utilización de la obra del escritor como recurso educativo y didáctico. Se otorga un reconocimiento público al autor galardonado, a través del cual también se procura la difusión y en el fomento de su obra entre la población infantil y juvenil. Coincidiendo con la entrega de este premio, se premia asimismo a escolares, familias y docentes de todos los centros educativos de la ciudad, que hayan destacado por sus valores humanos.
En anteriores ediciones de este premio, que se otorga desde 1992, han sido reconocidos escritores de la talla de Concha López Narváez, Joan Manuel Gisbert, Gloria Fuertes, Montserrat del Amo, Martín Casariego, Jordi Sierra i Fabra… El pasado año, la ganadora fue la escrirtora aragonesa Ana Alcolea.
Gonzalo Moure nació en Valencia en 1951. Estudió Ciencias Políticas y trabajó en prensa y radio desde 1973 hasta 1989. Desde entonces se ha dedicado a escribir libros para adultos y para niños y jóvenes. Ha sido galardonado con importantes premios de literatura infantil y juvenil, entre ellos el premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil con la novela 'En un bosque de hoja caduca'. Además, en la colección Sopa de Libros, ha publicado 'Cama y cuento', 'Palabras de Caramelo' y 'Los caballos de mi tío', y participó con otros nueve autores en el volumen de cuentos Los derechos de la infancia.
*Esta nota la envía la editorial Anaya, donde ha publicado varios libros.
*La foto pertenece al archivo de SM, donde también ha publicado muchos títulos este gran contador de historias.

21/07/2017 08:26 Antón Castro Enlace permanente. Escritores No hay comentarios. Comentar.

ANITA EKBERG: ALGUNAS FOTOS

Tomo de aquí este retrato de Anita Ekberg, la actriz y modelo sueca.

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/17/ba/ed/17baedac455d710c046b8059388151bb--anita-ekberg-pin-pin.jpg

https://68.media.tumblr.com/214d38ef428962344bb2cb444e9c2f06/tumblr_ootcsgoxXS1suchdko1_500.jpg

La tomo de aquí: 

http://cdn.images.express.co.uk/img/dynamic/galleries/x701/119560.jpg

Retrato de Peter Basch

Este retrato de Peter Basch lo tomo de aquí: 

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/d3/ff/b8/d3ffb82d501031af78f18ec4250e6108.jpg

Lo tomo de aquí: http://i62.tinypic.com/2z5q45f.jpg


http://2.bp.blogspot.com/-_QIzPzwp7bU/VLLlItPt1xI/AAAAAAAAr4o/MPAgbZgMVfE/s1600/anita-ekberg-050.jpg

1956. La tomo de aquí: 

http://i.dailymail.co.uk/i/pix/2015/01/11/2496EF1B00000578-2905309-image-m-29_1420985356950.jpg

http://4.bp.blogspot.com/-NvX-VanRQpo/VLLlI9EAonI/AAAAAAAAr4w/CXa5MsWN0oQ/s1600/anita-ekberg-1357323234_b.jpg

17/07/2017 13:05 Antón Castro Enlace permanente. Artistas No hay comentarios. Comentar.

LARTIGUE RETRATA A RENÉE PERLE

20170717094400-playa.-lartigue.-renee-perle-1931.-maravillosa..jpg

LARTIGUE Y SU GRAN MUSA: RENÉE PERLE. MODELO Y PINTORA
Lartigue se casó tres veces, pero entre 1929 y 1931 vivió una de las grandes pasiones de su vida con la modelo húngara Renée Perle, que luego se convirtió en pintora.
Le hizo alrededor de 800 fotos: ella encarnaba la sofisticación, la belleza, el arte de llevar una prensa y, por supuesto, cultivó el misterio. Esta es una foto, no de las más conocidas, que le tomó cerca del mar; Lartigue frecuentó Cannes, Antibes, Biarritz, la costa francesa no tenía secretos para él. Esta obra está fechada en 1931. Poco después, Lartigue se casaría con la bella Florette.

17/07/2017 09:44 Antón Castro Enlace permanente. Fotógrafos No hay comentarios. Comentar.

ADIÓS AL ACTOR SANTIAGO MELÉNDEZ

20170707012647-santiagomelendezac24770833-ed7557ff.jpg

"Santiago Meléndez era un hombre de teatro que estaba marcado por la pasión". La frase es de la actriz y directora teatral Cristina Yáñez, pero la asumen otros muchos del colectivo del espectáculo. El actor, escritor y director falleció ayer de cáncer. Fue fundador de Vitamínico, de La Mosca Teatro y Teatro del Alba, y era un creador marcado por la intensidad, la ambición, la energía, la curiosidad, la furia incluso, que se transformaba en la escena.

Santiago Meléndez (Teruel, 1958-Zaragoza, 2017) empezó a hacer sus pinitos en el Instituto Pignatelli y consolidó su vocación en la Universidad de Zaragoza, donde se matriculó en Filología francesa. Con La Mosca, especializada en el mimo, hizo ‘Guernika’, de Fernando Arrabal, ‘El dulce sabor de la canela en rama’ y ‘El alba’. En 1981 fundó Teatro del Alba, una compañía capaz de poner en escena obras muy diferentes y novedosas como ‘Así que pasen cinco años’ de Lorca, quizá el autor que más amaba Meléndez, del que montó ‘Yerma’, los ‘Sonetos del amor oscuro’ o ‘La casa de Bernarda Alba’.

El gran sueño de la escena

Con Teatro del Alba alcanzó momentos de gran teatro: turbulento, oscuro, de indagación, capaz de explorar los oscuros laberintos del alma, de la conciencia y de una sexualidad turbulenta. Ahí están piezas como ‘El rayo de colgado’ de Paco Nieva, ‘La señorita Julia’ de Strindberg, ‘Tierra negra’ y ‘Cantar de bestias’, que eran obras suyas, o aquella función, ‘Severa vigilancia’ de Jean Genet, marcada por una poesía oscura, desarraigada, doliente. "Santiago Meléndez fue toda su vida un luchador. Fue un rupturista, un valiente, un radical, y a la vez era frágil. En su obra podía haber rabia, dolor, desasosiego y candor. Apenas unos días antes de morir me pidió que le tradujera ‘El hombre de la flor en la boca’ de Luigi Pirandelli, el relato de un hombre con cáncer. Quería llevarla a escena. Así era", dice el marionetista Karlos Herrero, gran amigo de Meléndez.

Luis Felipe Alegre, director de El Silbo Vulnerado, afirma: "Santiago Meléndez tenía un apasionamiento difícil de repetir. Quería hacerlo todo porque todo le preocupaba: la puesta en escena, la coreografía, la escenografía, la luz y la dirección de actores. Podía ser un severo director de actores. Sus espectáculos no pasaban inadvertidos. Recuerdo que Francisco Nieva vino varias a veces a ver los ensayos de ‘El rayo colgado’ y estaba fascinado. Le encantaba verlo trabajar y dirigir". "Era un hombre de escena. He trabajado con él en varios espectáculos y diría que interpretaba con una entrega total. Era excesivo en ocasiones. Se apasionaba. Se llevaba el trabajo a casa y al sueño. Alguna vez le dije: “Para, Santiago. Para”. No dejaba de pensar. Recuerdo que quería montar ‘En la soledad de los campos de algodón’ de Bernard–Marie Koltès: me pidió que la dirigiese y él la interpretó con José Dault. Trabajamos juntos en ‘Yo no soy un Andy Warhol’ y ‘Misiles melódicos’: jamás dejaba de darte una réplica. Estaba a tope en escena y podías fiarte de él", explica Cristina Yáñez, directora del Teatro de la Estación.

Fran Fraguas, que trabajó con él en ‘Buñuel, Lorca, Dalí’ del Teatro del Temple, insiste en esa idea: "Santiago era un artista intenso en escena. Él encarnaba a Luis Buñuel y yo a Lorca. Te sostenía la mirada como nadie, te apoyaba, te seguía", explica el actor de ‘Oregón Televisión’. Fraguas, conmovido como muchos de sus compañeros (lo acababa de sustituir en ‘Cabaret Shanghai’, su último proyecto), también trabajó con él en funciones del Centro Dramático de Aragón como ‘Misiles melódicos’ o ‘La vida es sueño’. Desliza un hermoso retrato: "Santiago era brusco a veces. Aparentaba serlo. Parecía negarte el pan y sal, bromeaba sin concesiones, y sin embargo, cómo se preocupaba por ti. Era paternal, delicado. De verdad. Podía decirte con inmensa ternura: “Fran, ahí no se te oye, Fran”. Siempre tenía muchas ideas interesantes".

 

Un rostro en las series

Meléndez trabajó, sobre todo como secundario, en muchas series de televisión: ‘La que se avecina’, ‘Olmos y Robles’, ‘Física y Química’, ‘Águila Roja’, ‘Amar en tiempos revueltos’ o ‘El Ministerio del Tiempo’, entre otras. En ellas mejoró como actor, mitigó su vehemencia y sacó partido a sus personajes. Y también se asomó al cine, quizá en menor medida de lo que hubiera soñado. Por ejemplo, entre otros títulos, participó en 'Just&cia' de Ignacio Estaregui. Sin embargo, su gran sueño –compartido con su compañera y esposa Pilar Molinero, una actriz intensa, de carácter, que murió en 2014; con ella tuvo dos hijas: Lara y Lucía– fue el teatro, algo que nunca abandonó ni como actor ni como director, escritor o productor. Ahí están sus funciones de microteatro o ‘La casa de Bernarda Alba’, que estrenó en 2015.

Cristina Yáñez resume: "Yo creo que nunca se recuperó del todo de la muerte de Pilar Molinero. Yo le veía la mirada perdida, errática, como si estuviera en otra parte. Aunque parecía un hombre expansivo, siempre fue muy celoso de su intimidad". Santiago Meléndez, en un diálogo con Soledad Campo para HERALDOconfesaba: "Me reinvento todos los días. Esta es una profesión muy ingrata e insegura, pero me apasiona". Fue su vida, su delirio y será su mejor recuerdo más allá de la muerte.

 

*Este texto apareció ayer en Heraldo de Aragón.

 

07/07/2017 01:26 Antón Castro Enlace permanente. Artistas No hay comentarios. Comentar.

SALÓN HISPANO-FRANCÉS DE JACA

20170704225620-altarriba.-albajar.jpg

 

I SALÓN HISPANO FRANCÉS DE CÓMIC DE JACA /

 

Ier FESTIVAL FRANCE-ESPAGNE DE LA BD

 

DANIEL VIÑUALES, EDITOR DE GP Y UNO DE LOS COORDINADES EXPLICA:

La iniciativa surgió casi de forma natural. Desde que fundamos la AAAC (Asociación aragonesa de autores de cómic) una de las prioridades fue ver de qué manera podríamos promocionar el cómic aragonés y en dónde. Francia es la industria más importante del cómic en Europa y una de las tres más importantes del mundo, así que, enseguida, vimos que teníamos que acercarnos a Francia y qué mejor lugar que Jaca. La ciudad es perfecta porque es un nudo de comunicaciones importante, con muy buenas relaciones con el sur de Francia y nos puede servir como cabeza de puente para dar a conocer el trabajo de los dibujantes aragoneses. Eses es nuestro principal objetivo. Además, queremos que sea un punto de encuentro entre los dos países, consolidarlo y conseguir que Jaca sea una de las citas importantes del cómic, tanto en Aragón como en el resto de España. Esto ya lo estamos consiguiendo porque tenemos expositores de Aragón, de Madrid y de Valencia y estamos cerrando acuerdos para que tener también franceses.  

En cuanto a la relación de España y Francia, la verdad, es que son buenas. Hay una relación fluida, con grandes autores españoles trabajando para el mercado francés (como Antonio Altarriba o Jaime Calderón, que además estarán presentes en el Salón), pero queremos que vaya a más y, también queremos, que estas relaciones también sean por el Pirineo central. Por eso este Salón queremos que sea reivindicativo de esa línea Somport Sagunto  

   


  

Jaca 2 y 3 de septiembre de 2017

 

El I Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca/ Ier Festival France-Espagne de la BD à Jaca tendrá lugar en el Pabellón de Hielo de Jaca, los días 2 y 3 de septiembre de 2017.

¿Quién es la AAAC?

 

 

La Asociación Aragonesa de Autores de Cómic (AAAC) fue fundada en el año 2015 por José Antonio Bernal, dibujante de EL JUEVES, Daniel Viñuales, dibujante y editor de GP Ediciones, y Juanfer Briones, dibujante.

En la actualidad cuenta con más de treinta profesionales asociados, siendo la referencia del sector en Aragón.

 

Fruto de sus gestiones ha sido el primer stand patrocinado por el Gobierno de Aragón aglutinador de creadores aragoneses de diferentes ámbitos del cómic en el Salón del Cómic de Barcelona, la Feria referente y más importante de nuestro país y una de las mayores de Europa.

 

La AAAC es la responsable de la organización en los últimos tres años de las Jornadas de Cómic de Barbastro, cita que se viene desarrollando en la ciudad del Vero desde 2013.

 

En la actualidad prepara proyectos para el Salón de Cómic de Zaragoza y los Premios TRAN del cómic aragonés además de ser la responsable y organizadora de este I Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca/ IerFestival France-Espagne de la BD à Jaca.

 

¿Por qué una cita así?

 

La Asociación Aragonesa de Autores de Cómic propone con la celebración de este evento en torno al noveno arte abrir una ventana y establecer un punto de encuentro entre autores, editores, libreros, agentes, críticos y aficionados de España y Francia aprovechando la lengua común que nos une, que no es otra que el cómic.

 

Francia como gran consumidora y productora mundial de la industria del cómic (cinco mil trescientos cinco títulos publicados en 2016 entre novedades, reediciones y ensayos sobre noveno arte, con tiradas de  títulos de hasta quinientos mil ejemplares[1]) y España como país de origen de los más de ochenta artistas que actualmente trabajan para editoriales francesas y sede de un buen número de editoriales nacionales que producen para el mercado español álbumes que más tarde se publican en Francia.

Este encuentro será, sin duda, el germen para proyectos transfronterizos basados en la complicidad entre creadores y editores de nuestros países, abriendo mercado y estableciendo contactos y sinergias.

 

Estamos ante una cita que en su primera edición se celebra en Jaca, una ciudad de arraigada tradición histórica como puente entre Occitania y el Reino de Aragón, que viene respaldada por entidades públicas, como el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Jaca y empresas y entidades culturales del ámbito privado como Cultura RSCHuella Digital y el Ateneo Jaqués.

 

 

¿Por qué en Jaca?

 

Jaca, la capital de la comarca de La Jacetania, acogerá el I Salón Hispano-Francés de Cómic/ Ier Festival France-Espagne de la BD.

 

Con un enclave en los Pirineos formidable para despertar el interés de profesionales y aficionados de ambos países, a unos 145 km de Zaragoza y 76 km. de Huesca, accesible por la autovía A-23, y a escasos 25 km. de la frontera francesa, la ciudad de Jaca ofrece, además, un atractivo turístico muy importante. Cuenta con suficientes infraestructuras de servicios y comunicaciones y está preparada para recibir visitantes tanto nacionales como del país vecino.

 

La celebración de este evento en Jaca ofrece también la posibilidad de poner en valor la línea de ferrocarril del Canfranc y la inmejorable ocasión de convertirla en cabeza de un eje de conexión alternativo entre el Mediterráneo y Francia, que lleve por bandera el lenguaje universal del cómic. De esta forma, uniría a través de las vías del tren diferentes eventos como HuescómicSalón del Cómic de ZaragozaFeria del libro y del cómic de TeruelSplash Sagunt (Salón del Cómic de la Comunitat Valenciana) y las Jornadas de Cómic de Valencia, lugares que a día de hoy ya se encuentran conectados por otra infraestructura: la autovía mudejar. Fortaleciendo el ferrocarril, se facilitaría el hermanamiento con  salones franceses que ya se celebran al otro lado de los Pirineos, como el Festival BD Pyrenées en Pau, o el Salon BD de Saint-Gaudens o, el más importante de todos, el de  Angoulême.

 

Se pretende con ello contribuir a que Jaca devenga en destacado punto de conexión y encuentro entre España y Francia y, consecuentemente, con el resto de Europa.

¿En dónde?

 

El I Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca/ Ier Festival France-Espagne de la BD à Jaca desarrollará sus actividades en el Pabellón de Hielo de Jaca.

 

 

Además de tratarse de un edificio emblemático, nos encontramos ante una construcción moderna, accesible y luminosa que cuenta con amplios espacios definidos y bien delimitados favoreciendo, de esta manera, la realización de actividades paralelas.

 

El Salón cuenta con dos espacios bien diferenciados aprovechando las infraestructuras del Pabellón de Hielo:

- un área comercial compuesta por los stands de editoriales, tiendas, fanzines y otros comercios relacionados con el mundo del cómic que compartirá espacio con el área destinada a las exposiciones

- un área de exposiciones que acogerá las presentaciones y charlas programadas

 

El hall del Pabellón de Hielo, cómodo y espacioso, permite la adecuada convivencia de expositores y público independientemente de cuál sea la afluencia, posibilitando la circulación de los y las asistentes entre los stands de venta a la par que éstos admiran las ilustraciones de las muestras que se expondrán.

 

Por otra parte, la sala de prensa se perfila como el lugar idóneo para presentaciones de cómics y charlas.

 

 

¿Para quién y cómo?

 

El Salón tiene una doble orientación: la organización ha trabajado para que tanto el público profesional como el gran público encuentren su espacio. Se han programado diversas actividades que componen, en conjunto, una variada y atractiva oferta para ambos públicos.

Una de las acciones que discurre paralela a ese objetivo es, precisamente, la gratuidad de la entrada para todos los públicos.

 

-          Jaca quiere devenir en el lugar en los profesionales del noveno arte (guionistas, dibujantes, coloristas, entintadores…) establezcan contacto entre ellos y con otros profesionales del sector, incluidos editoriales y distribuidoras, para poner en común proyectos y establecer sinergias de trabajo.

Para ello se van a promover encuentros entre todos los interesados habilitando espacios para ello.

 

-          El aficionado va a tener a su disposición gracias a los stands de los expositores participantes, un buen número de tebeos entre los que elegir para llevarse a su casa. Podrá, además, compartir espacio con autores, pudiendo llevarse dedicatorias, originales o realizar encargos. Sin olvidarnos de las presentaciones que se llevarán a cabo, las charlas que se han organizado, las muestras que se expondrán y los talleres que tendrán lugar

Una parte de estas actividades irán orientadas a los niños y jóvenes.

 

 

 

¿Con quién?

 

Un buen número de autores, editoriales, librerías y fanzines de nuestro país, y de Francia han mostrado su interés por participar en el Salón y estarán presentes con sus stands en el Pabellón de Hielo de Jaca, con especial representación aragonesa.

 

 

 

De la larga lista de autores asistentes destacamos la presencia de:

 

 

Antonio Altarriba (Zaragoza, 1952), reputado guionista, gran teórico y conocedor del cómic en España.

Es autor de El arte de volar (junto a KimNORMA), Yo asesino (junto a Keko, NORMA), El ala rota (junto a Kim, NORMA) El perdón y la furia (junto a Kieko, MUSEO DEL PRADO), entre otros.

Cuenta en su haber con numerosos galardones de Salones de Cómic y premios tan prestigiosos como el Premio Nacional del Cómic, el Premio de la Association des Critiques et journalistes de Bande Dessinée o el Premio de librerías especializadas Zona Cómic.

 

 

Jaime Calderón (1973) es ilustrador, dibujante, profesor de dibujo y fundador junto a Esther G. Punzano la Escola de Il·lustració i Còmic Fem Art.

Autor de Los Caminos del Señor (con david y Lassablière, YERMO) o Isabel,  La loba de Francia (con Gloris, YERMO), entre otros.

Goza de gran éxito en Francia, siendo todo un referente en el país vecino, al igual que A. Altarriba.

 

 

Thierry Gioux (1960) es un dibujante francés, autor de Hauteville House (con Duval y Quet, YERMO), serie aclamada en Francia, abierta, que mezcla el cómic histórico, el western y el steampunk, y que lleva publicados hasta el momento 14 tomos en el país vecino.

La editorial Yermo lo comenzó a publicar a primeros de año en nuestro país.

 

 

 

Editoriales como GP EdicionesTaula edicionesMalavidaJordi Bayarri convivirán el hall del Pabellón con fanzines como Los DiletantesEstafermo o ¡Hey! y librerías como Librería Oroel o Yojimbo Cómics, ofreciendo al público las últimas novedades, material de fondo y publicaciones independientes, tanto en castellano como en francés y promocionando las obras de los artistas asistentes.

Datos de interés

 

El I Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca/ Ier Festival France-Espagne de la BD à Jaca tendrá lugar en el Palacio de Hielo de Jaca, sito en la Avenida Perimetral s/n de Jaca, los días 2 y 3 de septiembre de 2017.

 

Horario:

sábado 12:30-14:00 y 17:00-21:30

domingo 11:00-14:00

 

 

El I Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca/ Ier Festival France-Espagne de la BD à Jaca en las redes

 

  web de la Asociación Aragonesa de Autores de Cómic (https://asociacionaragonesadeautoresdecomic.wordpress.com/)

  web del Salón I Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca/ I Festival France-Espagne de la BD à Jaca (saloncomicjaca.com)

  Facebook del Salón (https://www.facebook.com/SalonComicJaca)

  Twitter del Salón (@JacaComic)

 

*En la foto, Antonio Altarriba por Pilar Albajar.

LANA MATICH PRIVITERA: UN DIÁLOGO

20170702115338-lana.-me.jpg

“Pinto la realidad para hacer feliz a la gente”*

 

La pintora zaragozana, nacida en 1961 y formada en la Escuela de Artes, lleva más de un cuarto de siglo en Estados. Es acuarelista y le apasionan la arquitectura, el hiperrealismo y los contrastes

 

Lana Matich Priviterq acaba de venir a Zaragoza a visitar a su madre.

 

 

“Cada vez que vengo a Zaragoza no hago más que pasear y pasear y hacer fotos. Quiero captarlo todo. Esta es mi ciudad, aquí nací y fui muy feliz, aquí me inicié en el arte. Gracias a mis padres descubrí el teatro, la danza, la música, la arquitectura. Aunque ya sea norteamericana, porque llevo en Estados Unidos más de un cuarto de siglo, tengo corazón aragonés. Llego aquí y ya empiezo a usar el ico. Segundico. Paseico”, dice Lana Matich Privitera, pintora a la acuarela, que acaba de volver a casa para visitar a su madre y a sus hermanos, uno de ellos el pintor Zvonimir Matich.

-Explíquenos cómo trabaja.

Siempre tomo fotos, muchas fotos, y hago una selección de cosas: paisaje urbano, fachadas, edificios más antiguos del pueblo elegido y alguna iglesia. Y los mezclo con otras cosas, según el fluir de las estaciones. Hago también bodegón. Eso sí, siempre a la acuarela. Es rápida, limpia, eficaz. Me siento muy cómoda con ella. Uso la técnica hiperrealista pero la imaginación también interviene.

--Usted es lo que llamaríamos una pintora de arquitecturas. ¿Por qué?

-Se va a reír. Cuando fui a Estados Unidos me quedé impresionada con la cantidad de edificios tan distintos que hay allí: te encuentras con el estilo Tudor, con el alemán, con el francés… Es como si todos los países del mundo estuvieran metidos en las fachadas y en las líneas de las casas. Aquello me impresionó, las casas son una preciosidad. Así que empecé a hacer retratos y estampas de viviendas para ganarme la vida.

-Aún no ha parado…

-No. Empecé a hacer pueblos enteros. Las calles principales, las iglesias, los palacios, una estación, árboles… Y me divierto. Son como cartografías minuciosas de un lugar. Parto de lo real y a veces invento.

-¿Le encargan la obras, las decide usted?

-De todo. A veces, como me sucede ahora con Middletown y Ellenvield, donde expondré el próximo otoño, me hacen algunos encargos porque han visto mis obras. Me compran piezas originales y también me piden litografías o impresiones de imprenta, láminas. Trabajo mucho: hago medio centenar de acuarelas al año, suelo dar talleres para diez o quince personas y hago demostraciones públicas, a partir de una fotografía, ante 150 o 200 personas.

-¿Qué colores le gustan?

-Me gustan los colores tierra, los colores de la naturaleza. Pero lo que me preocupa siempre es el contraste de luz, eso lo verá en todos mis cuadros. Si hay nubes al fondo del paisaje, verá que hay un estudio exhaustivo de cómo entra la luz. El diálogo de la luz y la sombra es mi auténtico tema.

¿Cómo son sus bodegones?

-De varios tipos. Por ejemplo, a veces aparecen gatos. En Estados Unidos tienen una obsesión con los gatos. Les encantan. Esos cuadros los vendo muy bien. Además coincide que tengo un gato y le gusta posar para mis fotos, así que aprovecho. Como es un gato simpático, las fotos salen tan bonitas que no puedo resistir pintarlo. Sobre el papel, asumo el desafío de sacar toda la piel, sus brillos y sus texturas, y que parezca que la puedes tocar. Es como si fuera casi una pieza tridimensional.

-¿Por qué ese estilo naturalista, hiperrealista? ¿Ha explorado otros o ahí se siente plenamente feliz?

-Soy hiperrealista, sí. A mí siempre me ha gustado el detalle. De pequeña, en Zaragoza, dibujaba hasta arruguitas en la camisa de la gente. Está en mi naturaleza ser detallista y observadora. Algún día, cuando no pueda ver bien, me volveré impresionista o expresionista.

-¿Quiénes son sus pintores?

-A mí me gusta Sorolla. De toda la vida. La claridad, los matices y los temas de Sorolla. El cuadro que más me impresiona es ‘Y aún dicen que el pescado es caro’. El tema social, que es algo que me interesa desde niña, mezclado con maestría cromática y con esos contraluces que usa Sorolla, me conmueve. El asunto del cuadro me da una pena horrible, impacta muchísimo, pero está resuelto con la grandeza del arte. Para mí Sorolla es un maestro.

-¿Alguna otra referencia?

Muchas, claro. Vermeer, los holandeses, etc. Siempre he sido realista y he intentado representar algo reconocible. Lo que me gusta es recrear la realidad para que la gente tenga una buena memoria de su vida. Quiero que las cosas de mis cuadros le traigan recuerdos de otra época, de una atmósfera, de una forma de belleza. Me gusta que mi obra despierte evocaciones en las personas; si son sensaciones agradables, mejor que mejor. Pinto la realidad para hacer feliz a la gente.

 

*Esta entrevista se publicó en Heraldo. La foto pertenece al archivo de Lana Matich.

 

02/07/2017 11:53 Antón Castro Enlace permanente. Artistas No hay comentarios. Comentar.

JAVIER HERNÁNDEZ EXPLICA EL LIBRO 'EL TANGO DE DOROTEO'

Cazarabet conversa con...   Javi Hernández, ilustrador del libro 'El tango de Doroteo' (Ida y Vuelta). volumen que se presentó en el Matadero de Huesca y en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza con un miniconcierto de Fernando al bandoneón y de Raquel al violín.

 

CAZARABET.

Un libro ilustrado por Javier Hernández con textos de Antón Castro y editado por Ida y Vuelta. Las ilustraciones exquisitas, llenas de sentido, pero también de sensibilidad ponen todo el cuerpo a este especie de cuento que entretiene tanto al público infantil como al juvenil y al adulto porque cada mano que acaricia este libro que se transforma en una especie de bandoneón (acordeón) siente una sensación que engrandece todas las bellezas que se acogen bajo la palabra arte en el sentido más integral y holística de la palabra. Las Ilustraciones, así como el cuidado de la edición, han corrido a cargo de Javi Hernández. Un Hernández que tuvo el valor en estos días de crear su propio sello editorial para guardar cuidado de todo lo que va haciendo. La editorial se llama “Ida y Vuelta”. Los textos de este libro son de puño y letra del gallego, revestido, por los cierzos del Ebro desde hace muchos años, Antón Castro, autor de libros, poemarios, vinculado a Cultura desde el Heraldo de Aragón y coordinador de su especial de Artes y Letras que sale todos los jueves.

El libro desborda en emociones; así que si “dice la sinopsis” que “suena”; nosotros, los libreros, os diremos que el tacto es diferente, el olor es increíble, su sonido desquicia todas las dulzuras que están retenidas dentro. Así que estamos ante un libro para disfrutar en todos y en cada uno de los sentidos.

Lo que nos dice la contraportada de El Tango de Doroteo:

[A Doroteo unos lo llaman Doro y otros Teo. O al revés: su madre lo llama Doro y su padre Teo. Sin habérselo propuesto deja sus montañas y embarca en dirección a Buenos Aires. Descubre el bandoneón. Y en una travesía inolvidable se aficiona al tango. En la cabeza lleva el recuerdo de Rosa. Rosita Urdués, “qué silbaba como nadie y atraía a las aves”. A Doroteo le suceden muchas cosas, pero un día se da cuenta que aquella mujer le hace una falta sin fondo y se acuerda de que en los Pirineos, en la puerta de su casa, plantó el árbol del amor…. En este libro-Bandoneón suena casi todo: el color, la emoción, la nostalgia y los sueños. Atrévete a escuchar.] 

 

Cazarabet conversa con Javi Hernández: 

Javi, ¿de dónde surge este libro; qué te inspiró a ello? Háblanos un poco del proceso de creación; de cómo viaja la inspiración y de cómo, después, lo vas volcando en la ilustración…

-El libro surge de una charla con Antón. Mientras comíamos en un restorán de Zaragoza le contaba sobre mi historia personal y familiar, de cómo primero mi abuelo emigró de un pueblo en el Pirineo aragonés llamado Siresa para llegar a una ciudad muy cosmopolita como Rosario, en Argentina y luego me toco a mi hacer el mismo camino de vuelta cerrando un círculo. Esta historia le inspiro de tal manera que al volver a casa por la noche ya tenía el texto escrito el buzón de mi e-mail con una frase que decía: -“Este es un regalo para ti, haz con lo que quieras”. Fue muy emotivo para mí y lo guarde como un regalo muy especial hasta que al cabo de un tiempo decidí que tenía la oportunidad de poder expresar en formato de libro ilustrado, un tema que marcó mi vida hasta hoy.

 -¿Cómo fue encontrarte con la pluma, tan especial, para estas ilustraciones de Antón Castro? Por cierto, ¿cómo fue trabajar con él?

-Bueno el encuentro con Antón se produjo ya en 2012 trabajando para Editorial Nalvay con quienes hicimos dos libros muy bonitos "El niño el viento y el miedo" y " La leyenda de la ciudad sumergida" y ya en ese momento tuve la oportunidad de contactar con el universo mágico de su literatura con mayúsculas. Para cualquier ilustrador trabajar con un escritor así es enriquecer el propio interior, no solo de imágenes, si no te todo tipo de sensaciones que te provocan estos textos cargados de emociones vitales mezclados con la fantasía más pura.

-Me decías que como querías estar muy encima de todo el proceso para que quedase tal cómo lo habías pensado recurriste a crearte tu propio sello editorial, Ida y Vuelta, ¿bien cómo es el proceso de “hacerte editor”?

-La idea de hacerme editor surge por necesidad de mostrar mi trabajo. El mundo editorial se empezó a volver cada vez más impenetrable para mi, tanto por mi estilo grafico, que no encaja en las tendencias más actuales, como por las historias que me apetece contar. Los dos primeros libros que edite son leyendas populares adaptadas con imágenes (y-ese tipo de historias ya no interesan a nadie, me dijeron algunos editores), pero la verdad es que creo que si hiciese caso a las tendencias todos los libros serian iguales, solo se publicaría aquello que es seguro vender y que está inspirado a su vez en otros que ya tuvieron éxito, con lo cual es un círculo vicioso de poco riesgo.

 -Claro para el protagonista buscaste un nombre como “compuesto” de eso que uno puede abreviar de dos manera, ¿de dónde vino la idea…no sé es como si el nombre se descompusiera, también como el propio libro físicamente hablando que parece un bandoneón….

-El nombre del protagonista fue idea de Antón y precisamente es un juego que él propone mostrando diferentes lecturas dependiendo quien lo diga. Fue justamente esta idea una de las que me llevó a buscar  diferentes posibilidades de contar. Es un libro que tienes que explorar primero varios caminos hasta que consigues dar con la historia, porque si bien puede tener una lectura convencional, no está tan claro por dónde empezar y puedes verte atrapado en un bucle, y eso es muy divertido creo yo.

-Es un libro, también, amigo que es un canto a estimar la naturaleza y a aprender de ella porque solamente podemos estimarla si la conocemos en todas sus dimensiones, ¿cómo lo ves?

-Es muy cierta tu apreciación, es un canto a la naturaleza, a la música como vehículo de conocimiento para entrar en otros mundos. Doroteo aprende a tocar el bandoneón, un instrumento totalmente exótico para él, que no solo le convierte en músico, algo totalmente inesperado en su aventura, sino que además le hace libre y abre la puerta a una cultura nueva, desconocida y apasionante como el tango.

-Si te parece ¿nos cuentas cómo es el día a día de un ilustrador?

-Bueno yo te puedo contar como es mi día a día y que en mi opinión no tiene nada diferente al de cualquier persona que intenta trabajar haciendo lo que considera su oficio. Es decir buscar, crecer y ser mejor a base de trabajar duro y no olvidar que estamos en un aprendizaje continuo.

-Amigo, ¿por qué, en parte, me recuerda un tanto a Tom Sawyer?, perdona quizás aquí mi imaginación. Aunque, ¿qué influencias lectoras has tenido?

-Creo que tu imaginación te llevó Tom Sawyer porque comparte con Doroteo la necesidad de explorar el mundo, el amor por la naturaleza la curiosidad y las ganas de aventuras. Me gusta tu comparación porque Mark Twain , Dickens o Verne fueron mis primeras lecturas, las que me marcaron y a las que siempre vuelvo.

-Y en cuanto a las del mundo de la ilustración: ¿quién te influyó más y de una manera más especial?

-Sobre las influencias sería difícil decir quién porque hubo muchos autores de distintos ámbitos y en distintas épocas,  están los ilustradores como Rackham, Moebius, Mattotti o los pintores holandeses desde Rembrandt, Vermeer dibujantes como Ingres, en fin…

-Amigo, ¿en quién pensabas cuándo construías este libro?

-La construcción del libro me llevó bastante tiempo, así que fue posible pensar en muchas cosas y muchas personas pero indudablemente la figura de mi abuelo fue la inspiración en esta historia.

-Amigo, ¿en qué estás trabajando en la actualidad, nos puedes dar alguna pista? Y con la editorial Ida y Vuelta… ¿piensas editar algo que vaya más allá de tus creaciones?

-En la actualidad trabajo en un proyecto también de Libros de Ida y vuelta. Se trata de un cuento ilustrado muy bonito en colaboración con el escritor José Maria Tamparillas, en el que la mirada infantil sobre lo diferente es el eje principal. Sobre las publicaciones de Ida y vuelta puedo decir que estoy abierto a proyectos que puedan resultar estimulantes siempre en el terreno de los libros ilustrados para todos los públicos.

 

01/07/2017 21:00 Antón Castro Enlace permanente. Ilustradores No hay comentarios. Comentar.

MEMORIA DEL PINTOR XAVIER PRAT

20170627182438-prat.-autoretrato-de-xavier-prat-1981.jpg

Xavier Prat Riquelme (1957-2007)

Y en otra ciudad también amanece”

 

 

Por Sergio Vila-Sanjuán* 

 

Cuando le conocí solía vestir un poncho como el de Tintín en El Templo del Sol, lo que en la muy progre Universidad Autonóma de los años 70 representaba sin duda un toque de distinción. Quizás por ello desde el principio le vi como alguien diferente, capaz de poner una nota de color, aunque fuera algo estridente, y de fantasía en todo lo que se cruzaba en su camino. Hablaba catalán o castellano con un suave seseo. Intervenía bastante en clase con observaciones originales que revelaban su cultura tan amplia como heterodoxa, y los profesores de la época, gente sesuda y muy politizada, le observaban con desconcierto.

Xavier Prat Riquelme era un personaje intenso, que cultivaba a fondo sus raíces peruanas escuchando valsecitos (Si me alejo de ti/es porque he comprendido/que soy la nube gris/ que nubla tu camino) rodeándose de objetos y tejidos del país, leyendo a Cesar Vallejo y cocinando especialidades como el cebiche o la causa limeña.

Había nacido y crecido en Lima, pero tras la muerte de su padre la familia volvió a Cataluña, de donde procedia: Xavier tenia nueve años en el momento del retorno y su hermano Jordi once. Carles les había precedido cinco años antes para estudiar medicina. Xavier refrescaba regularmente toda la mitología y la nostalgia peruana con sus amigos de aquel país, como el gran traductor de Elias Canetti, Juan José del Solar, y junto a su madre, Joana, quien también guardaba abundante memorabilia en el piso familiar.

Pero Xavi era un hijo de su tiempo, de la agitación barcelonesa de los años 70 y de los movidos tiempos de la Transición: se declaraba anarquista, no se perdía una manifestación y por el apartamento de la calle Creu Coberta que compartía con Jordi, quien siempre mantuvo un desvelo paternal y cuidadoso con una nota de flema británica por Xavi, pasaban las figuras del momento, las de las Jornadas Libertarias del año 77 o del mundo ramblero entonces en plena efervescencia. Durante algún tiempo en aquella casa abierta se conservó con reverencia un mantón, creo que no muy limpio, de Ocaña, rey de la noche de la época, que nadie sabía muy bien como había ido a parar alli (y probablemente es mejor no imaginarlo).

Relacionarse con Xavi era como vivir en una página del Nadja de André Breton. Conocía los sitios más raros de la ciudad, convertía en legendarios los lugares anodinos y, con él, una simple vuelta a la manzana podría deparar acontecimientos formidables y encuentros con los personajes más pintorescos. Te llevaba al bar Marsella de la calle Hospital a beber “el ajenjo de los poetas malditos” y a una taberna ignota de la plaza San Agustí Vell donde servían las mejores cañaíllas de la ciudad.

Durante un par de años frecuentamos el taller de escritura impulsado por José Donoso en Sitges, donde autores noveles nos congregábamos en torno al ya consagrado novelista chileno para leer y debatir nuestros intentos literarios. Allí Xavier topó con un personaje mas imprevisible aún, el poeta peruano Américo Yabar, y sumando la imaginación de ambos cualquier noche podía acabar en una sesión de chamanismo a la luz de la luna o un improvisado recital con los poetas encaramados a la mesa de cualquier restaurante chino. O con el Seat 600 de los Prat sumergido en la fuente de Gran Vía, frente al Hotel Ritz, de donde salimos sin daños.

Xavi escribía versos, que reunió en varios volúmenes pero nunca editó, y produjo también una extensa y variada obra plástica: dibujos y acuarelas con planteamientos surrealistas, figuras extrañamente anónimas y monocromas en escenarios marítimos y monumentales, escenas de amor en paisajes urbanos tocados por la irrealidad, con leyendas como "y en otras ciudades tambien amanece.. esos recuerdos que de ti me quedan". Una figuración erudita e irónica, a ratos con tintes de la pintura metafísica italiana, a ratos con referencia a la “Mujer bajando una escalera” de Marcel Duchamp o a las Tres Gracias de Rubens, en reelaboraciones seriales. Algunas de estas obras las mostró en lugares no profesionalizados como la abigarrada tienda Argot de la calle Hospital, que regía su amigo Albert. Su exposición mas importante tuvo lugar en 1982, organizada por Josep Miquel García en un espacio de la Diputación Provincial de Lleida, a donde acudimos en peregrinación todos sus amigos a acompañarle.

Pintaba entre confettis los bailes que se celebraban en La Paloma o en los locales del Borne, como la sala La Ceca, antiguo espacio de acuñación de monedas del barrio barcelonés. Y más tarde recreó los paseos junto al puerto a mediodia, cuando vivia en el edificio ochocentista y masónico de los Porxos d´en Xifre, con Pitu y los niños muy pequeños en una de las etapas mas estimulantes de su vida.

A pesar de que fue la persona con más talento natural que conocí en mis años de juventud, nunca llegó a profesionalizar realmente sus aptitudes literarias y plásticas. Una extrema sensibilidad defensiva le hacía mostrarse siempre reticente a la hora de enseñarlas y de promocionarse a sí mismo. Pero en los trabajos que realizaba para ganarse la vida tambien se las arreglaba para convertir fragmentos de la realidad mas prosaica en fantasía. Durante un tiempo realizaba globos artesanales y otras maravillas con papel y cartón en un tradicional comercio del barrio de Gràcia. Y luego colaboró en escenografías para películas como Angustia de Bigas Luna o Los Angeles de Jacob Berger, junto al decorador Felipe de Paco. Igualmente desplegó su talento plástico en el atrezzo para la campaña municipal Vine al Mercat, Reina, que le tuvo varios meses frecuentando los mercados barceloneses y haciendo malabarismos con frutas y hortalizas. Se lo pasaba muy bien en este ambiente hortícola.

Era provocador y le gustaba polemizar. Te pinchaba con lo que sabía que podía ponerte incandescente. Se divertía con la dialéctica. Era generoso y hospitalario, sus espaguetis con almejas fueron legendarios.

La experiencia de la larga enfermedad y el dolor marcó un antes y un después, que se tomaba con filosofía. En una visita que le hice al Clínic presumió humorística pero verazmente de que su pancreatitis se había convertido en “case study” para los médicos del Hospital. Seguía escribiendo, se tomaba la vida con calma, la relación con sus hijos Clàudia y Tomàs representaba un gran estímulo para él. De vez en cuando me mostraba sus escritos y me decía que estaba trabajando –finalmente- en una novela. Uno de los poemas que me envió por mail un año antes de morir, pienso que resumía bien su visión del mundo y su posición frente a la vida en esos últimos tiempos. Me gustaría pedirle que subiera a la mesa por última vez para recitarlo, pero como no puedo voy a reproducir algunos fragmentos. Dicen así:

 

 

No hay nada en el dolor que precio tenga;

Valor se supone a los soldados no a la bala

que posterior al fallo ni siquiera enseña;

Se entretiene mucho en el que ha caído

pero en el cuerpo en paz que ya no siente

solo la muerte denota que ha partido

en dos un corazón contra la nada.

 

La sangre y la ceniza están tan cerca

que se tocan en la ordalía pegajosa

como viejos amantes del martirio,

pétalos y espinas de una triste rosa

convertida en sal y vinagre delirante.

Acuérdate que un dolor, estéril, macho

no da nunca frutos al final sino reliquias.

 

Me siento reo en todas la esquinas,

culpable de buscar la paz ajena

a la sombra de las derrotas;

Entonces no sabía ver en el saqueo

lo que hurtar podía a un muerto

y ahora sé lo que no pierdo

en la vorágine necia de la vida.

 

(…)

 

La vigilia me roba la paz para tentarme

y si salgo de ese cáliz es para vivir

el tiempo lentamente como los sabios vegetales.

Rechazo la premura de los buitres

que han hurgado en mis entrañas condenadas

y me abandono a las flores azaleas.

 

No soy un bufón ni un buen acompañante,

tal vez un hombre triste y silente que sonríe.

Mi ojo germinal que mira y deja

que pase la historia asesinada

logró amansar un tiempo tu desastre.

Lo que considero sabio tú lo ves viejo.

Quizás ya habré vivido demasiado,

pero quisiera en ti lo que me resta. 

 

*Sergio Vila-Sanjuán es escritor, periodista, coordinador del suplemento ’Culturas’ de ’La Vanguardia’ y comisario de la exposición de Xavier Prat. La exposición 'Xavier Prat. Y en otras ciudades también amanece', que comprende más de sesenta pinturas y dibujos de este artista, puede verse en el Museo Can Framis/Fundación Vila Casas de Barcelona hasta el 23 de julio. Este texto de Vila-Sanjuán figura en el catálogo. Hoy Teresa Sesé le dedica un extenso y bello artículo.

**Esta obra se titula ’Autorretrato de Xavier Prat’ y está documentado en 1981.

27/06/2017 18:24 Antón Castro Enlace permanente. Artistas No hay comentarios. Comentar.

'TURIA': 'LETRAS DE ESPAÑA Y MÉXICO'

20170621082533-luis-bunuel.-retrato-de-1930-de-man-ray.jpg

JUAN MANUEL BONET  DA A CONOCER EL ESPECIAL 

“LETRAS DE ESPAÑA Y MÉXICO” 

 

20 AUTORES PARTICIPAN CON TEXTOS ORIGINALES 

EN EL MONOGRÁFICO “BUÑUEL EN MÉXICO”

 

UN POEMA DE JOSÉ MORENO VILLA, Y FRAGMENTOS DE LA CORRESPONDENCIA CON CARLOS FUENTES Y GABRIEL FIGUEROA, ENTRE EL MATERIAL INÉDITO QUE DIFUNDE LA REVISTA

 

 

Luis Buñuel es el gran protagonista del nuevo número de la revista cultural TURIA que será presentado hoy, a las 19’30 horas, en el Instituto Cervantes de Madrid. Su director, Juan Manuel Bonet, será el encargado de dar a conocer esta interesante publicación. Un total de 20 autores participan en un atractivo monográfico sobre “Buñuel en México” que permitirá conocer más y mejor la etapa más productiva de su carrera como director de cine. Además, esta iniciativa constituye una magnífica oportunidad para sumar más voces mexicanas al actual boom en los estudios sobre Buñuel y fomentar la entrada de nuevos investigadores.

 

El monográfico “Buñuel en México” de TURIA forma parte de un número especial de la revista denominado “Letras de España y México”. Este espectacular sumario contiene textos inéditos de 100 escritores españoles y mexicanos y ocupa 500 páginas. Sin duda, supone una magnífica oportunidad de fomentar la colaboración cultural  entre ambos países.

 

No debemos olvidar que el trabajo fílmico de Buñuel integra a México y España en el reconocimiento a una figura clave de su respectivo patrimonio artístico. Además, una de las etapas más dilatadas, prolíficas y brillantes de Buñuel fue su producción cinematográfica desarrollada en México: 20 de las 32 películas que dirigió fueron hechas en ese país, un lugar donde fijó su residencia desde el año 1946 hasta su muerte en 1983.

 

Entre los materiales inéditos que TURIA pone al alcance de los lectores, además de un poema-canción de José Moreno Villa, destacan las cartas entre Buñuel y Gabriel Figueroa que avalan la buena relación entre ambos: según refiere el propio Buñuel en una de sus cartas, Figueroa sería “su fotógrafo predilecto”. También TURIA presenta una entrevista inédita realizada por Nelson Carro a Figueroa, que confirma hasta qué punto Figueroa se convirtió en confidente de los planes profesionales de Buñuel. Por último, TURIA aborda los proyectos cinematográficos que Buñuel y Carlos Fuentes intentaron realizar juntos a través del análisis de la correspondencia entre ambos que realizan los expertos Jo Evans y Breixo Viejo.

 

Previamente a este evento en el Instituto Cervantes, la revista TURIA presentó su número en homenaje a Luis Buñuel en la propia Ciudad de México los pasados días 8 y 12 de junio, con la participación del escritor Jorge Volpi, actual coordinador de Difusión Cultural de la UNAM.

 

Este  número  especial  de TURIA dedicado a las “Letras de España y México” ha sido posible gracias al apoyo económico de la Secretaría de Estado de Cultura del Gobierno de España y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como del Gobierno de Aragón.

 

 

PANORÁMICA PLURAL Y ATRACTIVA DE LAS LETRAS HISPANO-MEXICANAS

 

El nuevo número de TURIA tiene como objetivo ofrecer no sólo una nueva aproximación a los años de Buñuel en México, una etapa a menudo injustamente valorada o llena de tópicos, sino brindar también una panorámica plural y atractiva de las letras españolas y mexicanas contemporáneas.

 

Un total de más de 100 autores participan en esta entrega de 500 páginas de TURIA marcada por la pluralidad y la calidad. Así se publican artículos originales en homenaje al Ateneo Español de México y a cuatro grandes protagonistas de la cultura en español del siglo XX: los mexicanos Juan Rulfo (de quien se celebra, en este 2017, el centenario de su nacimiento),  Octavio Paz (Premio Nobel de Literatura en 1990) y Mathias Goeritz o el hispano-mexicano Tomás Segovia.

 

En este nuevo número de TURIA participan con textos inéditos relevantes autores de ambos países. Entre los españoles, cabe citar a Juan Marsé, Jaime Siles, Felipe Benítez Reyes, José Carlos Llop, Juana Castro, Sara Mesa, Pilar Adón, Manuel Vilas y Olivia Muñoz Rojas.

 

Entre los autores mexicanos no hay que olvidar a Elena Poniatowska, Juan Villoro, Jorge Volpi, Guadalupe Nettel, Pedro Serrano, Carmen Carrara, Antonio Deltoro, Carmen Boullosa, Francisco Segovia, Jeannette L. Clariond, Alberto Blanco, Marco Antonio Campos y Rocío Cerón.

 

Especialmente recomendables son las dos amplias entrevistas exclusivas que TURIA publica con dos escritores muy relevantes y galardonados ambos con el prestigioso premio Cervantes: Juan Marsé y Elena Poniatowska. Marsé, que confiesa en la conversación que nunca olvidará a Juan Rulfo, declara que “la literatura española actual goza de buena salud” y también que sigue “dando más crédito a la ficción que a eso que llamamos realidad”. Poniatowska, por su parte, asegura que “en México, la realidad nos lleva a la ficción, a la imaginación” y se muestra convencida de que “la palabra es poderosísima, con ella se han ganado muchas batallas, no hay que claudicar”.

 

Otra de las sorpresas y rescates culturales que contiene esta nueva entrega de TURIA es el redescubrimiento de la obra fotográfica de Ricardo Fernández Balbuena (Madrid, 1890 – México, 1966) miembro destacado del exilio español republicano en México. Amigo de Juan Rulfo y conocido como pintor y arquitecto, ahora sus imágenes ilustrarán la portada y las páginas interiores de la revista y servirán para reivindicar su obra y su legado en nuestros días.

¡QUÉ CHULO ES MÉXICO!

 

A  pesar  de  ser  el  periodo  más  productivo de la carrera de Luis Buñuel (1900-1983) como director de cine, no abundan los estudios sobre su etapa mexicana. Por esta razón, el nuevo número de TURIA tiene como finalidad principal conocer mejor un periodo que abarca casi cuatro décadas (desde 1946 hasta 1983).  Un total de 20 autores, tanto especialistas mexicanos y españoles como vinculados personalmente a Buñuel, ofrecen un panorama amplio, diverso y original sobre la trayectoria y el trabajo fílmico realizado en México por nuestro más célebre cineasta.

 

Una de las novedades de este monográfico sobre “Buñuel en México” de TURIA es el que cede el protagonismo a la versión mexicana de los hechos. De ahí que la mayor parte de los autores escriban sobre Buñuel “en” México y “desde” México. Gracias a estas colaboraciones, el periodo más largo y productivo del realizador cuenta con una mirada actual y, en buena parte, hecha en México.

 

La etapa mexicana de Buñuel es objeto en TURIA de un completo análisis, tanto personal como profesional, generando un monográfico repleto de textos inéditos que brindan un amplio abanico de perspectivas interpretativas sobre el autor y su producción: sus obras, su relevancia  dentro del contexto mexicano de la época y el lugar que ocupa en la actualidad. No podemos olvidar que, como escribiera el propio Buñuel, en una de sus cartas de los años 60 al director de fotografía Gabriel Figueroa: “¡Viva México! Paris es magnífico pero ¡que chulo es México!”

 

El coordinador y autor del artículo introductorio del monográfico Buñuel de TURIA es Mario Barro, uno de los más jóvenes y brillantes investigadores latinoamericanos de su cine. Licenciado en Comunicación Audiovisual y doctor por la Universidad Complutense de Madrid , Barro es autor de una tesis titulada “Poética de la obra fílmica de Luis Buñuel: etapa mexicana (1946-1964)” por la que recibió la calificación de sobresaliente cum laude. Ha realizado estudios en México, Cuba y Estados Unidos.

 

Los autores y especialistas que colaboran en este especial “Buñuel en México” son todos ellos buenos conocedores de su filmografía y muchos de ellos están vinculados a la UNAM: Aurelio de los Reyes (“De la vanguardia a la retaguardia. Luis Buñuel: su aprendizaje del oficio”), Eduardo de la Vega Alfaro (“El retrato documental de México DF en ‘La ilusión viaja en tranvía’”, Rafael Aviña (“Luis Buñuel y las zonas de esplendor y de oscuridad del Alemanismo”), Nelson Carro (“El México de Buñuel”, Armando Casas y Leticia Flores Fartán(“’Susana’, el diablo se disfraza de mujer”), Miguel Errazu (“El maravilloso plano de Lorenzana”) y José Manuel García Ortega (“Luis Buñuel y la Filmeteca de la UNAM”). También participan estudiosos españoles como Amparo Martínez (“Crónica de un encuentro. Dancigers y el asentamiento de Buñuel en México”), Javier Millán (“Biocronología de Buñuel en México”) y Breixo Viejo o la hispanista británica Joanna Evans (ambos firman el artículo “No hay creación sin maldición: proyectos cinematográficos de Luis Buñuel y Carlos Fuentes”).

Otros testimonios provienen de personas que trabajaron con él como la célebre actriz mexicana Silvia Pinal; que lo conocieron como Gillian Turner, viuda de Tomás Pérez Turrent, autor  del  más  importante  libro  de entrevistas con Buñuel publicado: “Prohibido asomarse al interior”; o que tuvieron una buena amistad con Buñuel, como el sacerdote Julián Pablo Fernández.

 

JUAN RULFO, OCTAVIO PAZ Y TOMÁS SEGOVIA

 

El sumario de TURIA se abre, en esta ocasión, con un sugerente artículo de José Carlos González Boixo sobre el célebre escritor mexicano Juan Rulfo. Bajo el título “Rulfo en el siglo XXI”, el texto invita a reflexionar, con motivo de celebrarse este año el centenario de su nacimiento, sobre la obra literaria de Rulfo y su proyección en nuestro siglo. Y es que, hoy como ayer, el autor de la novela “Pedro Páramo” sigue siendo uno de los escritores más admirados y leídos, con más de un centenar de traducciones. Además, el artículo muestra como la crítica del siglo XXI  ha contribuido a una mejor comprensión de la obra de Rulfo.

 

Mención  destacada  merece  también  un original artículo titulado “Octavio Paz, cosmógrafo”. En él, su autor Diego Valverde Villena, asegura que el territorio del Premio Nobel de Literatura en 1990 es “esa intersección entre poesía y ensayo. Un lugar donde la palabra lírica es una candela que ilumina, en el que Paz reescribe el mundo en cada lectura”.

 

La sección que TURIA dedica a los estudios literarios se cierra con un artículo sobre “Tomás Segovia: la traducción como escritura”. En él, su autor Pedro Serrano argumenta cómo la traducción de poesía dentro de la obra de Tomás Segovia no es una addenda sino una parte sustancial de su propia obra.

 

VOLPI, VILLORO, NETTEL, GOERTIZ Y EL ATENEO ESPAÑOL DE MÉXICO

 

Entre el buen surtido de lecturas inéditas que ofrece TURIA sobresalen los textos narrativos de Jorge Volpi, Juan Villoro, Guadalupe Nettel, Felipe Benítez Reyes, Sara Mesa, Pilar Adón y Sergio del Molino. Una selección de autores muy plural y representativa tanto de los escritores ya consolidados como emergentes en la literatura en español.

 

En poesía, TURIA ofrece versos originales de autores españoles y mexicanos tan diversos como de indiscutible interés: Jaime Siles, Antonio Deltoro, José Carlos Llop, Alberto Blanco, Enrique Andrés Ruiz, Carmen Boullosa, Juana Castro, Juan Antonio González Iglesias, Francisco Segovia, Manuel Vilas, Marco Antonio Campos, Ana Merino, Abraham Gragera, Jeannette L. Clariond, Juan Carlos Reche, Rocío Cerón, Erika Martínez, Vanesa Pérez-Sahuquillo, José Saborit y Carmen Garrido. 

 

En  el  apartado  que  TURIA  dedica  al ensayo, merece una atenta lectura el artículo de José María Espinasa: “Razón de ser del Ateneo Español de México”. En el se traza una brillante síntesis de la trayectoria y logros de una de las iniciativas más fértiles del exilio republicano español en México. Una entidad que ha cumplido una tarea de puente entre el medio cultural nacional y lo que se ha llamado la generación hispano-mexicana. Como asegura Espinasa, “sin su actividad a lo largo de 65 años la cultura mexicana sería más pobre y no podríamos reconstruir la de la España peregrina. Sin su permanencia como centro de información bibliográfica política y cultural, la comprensión plena de lo sucedido sería imposible”.  No obstante, y aunque “en México el exilio español ya no está en el exilio, en España aún no ha sido comprendido del todo”.

 

No menos recomendables son otros los dos artículos que integran la sección de ensayos: “Las ciudades del Nuevo Mundo. El modelo urbanístico y sus implicaciones culturales. Una visión crítica”, de Olivia Muñoz-Rojas y “Mathias Goeritz, entre bromas y veras”, de Chus Tudelilla.

 

ENTREVISTAS A JUAN MARSÉ Y ELENA PONIATOWSKA

 

En la sección que TURIA dedica a las entrevistas a fondo, este número tiene dos protagonistas estelares de las letras en español. Los premios Cervantes Juan Marsé y Elena Poniatowska. Ambas conversaciones muestran a dos autores de indiscutible personalidad y valiosa trayectoria.

 

En la entrevista que TURIA publica con Juan Marsé, realizada por Sergi Doria, el autor de “Si te dicen que caí”  nos habla de sus conflictos con la censura franquista, de la oportunidad que le brindó ganar el Premio Internacional de Novela México para conocer personalmente a Juan Rulfo (“un genio”) y a Luis Buñuel (“¡qué tío más listo!”) y hace balance positivo de la situación de nuestras letras: “la literatura española actual goza de buena salud”. También reconoce Marsé que se entiende bien con los perdedores y que sigue “dando más crédito a la ficción que a eso que llamamos realidad”. Al fin y al cabo, confiesa que escribe “porque estoy en desacuerdo con un mundo que no está bien parido”.

 

La escritora y periodista Elena Poniatowska protagoniza en TURIA una entrevista llena de complicidades y opiniones clarificadoras sobre cuanto ocurre en México. Así, a las preguntas de Carmen Carrara, responde: “en México, la realidad nos lleva a la ficción a la imaginación”. Reconoce Poniatowska que “ser curiosa y preguntar me ha servido mucho”. También está convencida que “vivimos en un país donde ser mujer es pertenecer a un grupo sin derechos”. Pese a todo, nos dirá que “la palabra es poderosísima, con ella se han ganado muchas batallas, no hay que claudicar”.  

 

FRANCISCO AZORÍN Y FERNANDO FERRERÓ

 

Respecto a sus dos secciones dedicadas a  los asuntos o protagonistas aragoneses, TURIA  publica un artículo del historiador Serafín Aldecoa sobre la intensa, poliédrica y productiva vida y obra de un insinge turolense errante: Francisco Azorín (Monforte de Moyuela, Teruel, 1875 – Ciudad de México, 1975). Se traza aquí la rica trayectoria de quien ejerció una valiosa labor política como promotor del socialismo y el sindicalismo en España y fue un reputado arquitecto. Además de un acreditado esperantista, Azorín fue miembro de la masonería y desarrolló una intensa labor profesional y docente en sus años de exilio en México.

 

Un singular nombre propio de las letras aragonesas contemporáneas, Fernando Ferreró, ocupa también las páginas de TURIA. En este caso, y a través de un artículo de Julio del Pino Perales, se indaga acerca la obra poética de Ferreró (Zaragoza, 1927) como merecedora una mayor proyección dentro de la literatura española dada la originalidad de un estilo que parece reparar la unión antaño rota entre poesía y filosofía.

 

Asimismo, TURIA contiene  la sección habitual denominada “La isla”, con fragmentos del diario de Raúl Carlos Maícas enriquecidos gráficamente por Isidro Ferrer. Cierra el sumario de la revista una amplia sección de crítica de libros, “La Torre de Babel”, donde se analizan las novedades editoriales tanto españolas como mexicanas de mayor interés.

 

“TURIA”, 34 AÑOS DE TRAYECTORIA

 

TURIA, que cuenta ya con 34 años de trayectoria,  ha conseguido convertirse en una de las revistas culturales de referencia en español. Fundada y dirigida por el escritor y periodista Raúl Carlos Maícas, tiene periodicidad cuatrimestral en papel y cuenta también con una versión digital (web y Facebook) que ha incrementado notablemente su difusión entre el público lector: su página en Facebook cuenta con más de 9.200 seguidores y más de 5.000 usuarios al mes acceden a los contenidos de la web. TURIA está publicada por el Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel y su edición cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón. En reconocimiento a su labor, la revista obtuvo el Premio Nacional al Fomento de la Lectura.

 

*Retrato de Man Ray de 1930. El dossier lo ha elaborado el propio director Raúl Carlos Maícas.

 

21/06/2017 08:25 Antón Castro Enlace permanente. Temas aragoneses No hay comentarios. Comentar.

FOTOS DE YOGA Y DESNUDO

 

http://culturainquieta.com/es/inspiring/item/9253-nude-yoga-girl-continua-arrasando-en-internet-con-sus-nuevas-fotografias.html

18/06/2017 15:21 Antón Castro Enlace permanente. Fotógrafos No hay comentarios. Comentar.

JUANJO MORALES EXPLICA LA MASONERÍA Y EL DISCURSO ANTIMASÓNICO

20170616171518-masoner4ia.jpg

El periodista, profesor e historiador de la masonería Juan José Morales Ruiz publica ’Palabras asesinas. El discurso antimasónico en la guerra civil española’ (Masoneria.es). Aquí explica los orígenes, la expansión de las logias y la relación de Franco y el franquismo con la masonería.

 

-¿Qué es la Masonería? ¿Cuáles son sus principios y qué pretende?

Parece una pregunta muy sencilla (por lo menos en su formulación) pero la respuesta es más complicada. Y es que, como dice el profesor Ferrer Benimeli,- sin duda el mayor especialista de la historia de la Masonería, en su libro: El contubernio judeo-masónico-comunista -, “una de las dificultades mayores que supone hoy día el hablar o escribir de Masonería española radica, no tanto en saber lo que fue o hizo -que en parte ya sabemos- sino en tener que desmontar previamente una idea errónea o una auténtica deformación popular en lo referente a la Masonería”.

Todavía resuenan en los oídos de muchos españoles los ecos de aquellas campañas antimasónicas que atribuían al contubernio “judeo-masónico”, asociado al comunismo, al separatismo y a la anarquía, una acción despiadada de destrucción de nuestro país. La Masonería fue responsabilizada de la guerra civil, de la pérdida de nuestras colonias, de la decadencia española, etc. Fue perseguida por el franquismo, que consiguió su sistemática destrucción, y exilio, y la convirtió en un auténtico paradigma del mal. 

En mi libro recojo por ejemplo la definición que sobre la Masonería, aparece en las Constituciones del Grade Oriente de España, publicadas en 1871. Allí se proclama que “la Masonería tiene la perfección de los hombres, y por lo mismo, los Masones españoles admiten los diversos Ritos, Grados, ideas y sistemas sociales establecidos, siempre que ellos no atenten a los principios morales, filantrópicos y fraternales”. Este a partidismo se justifica porque la Masonería es “una escuela de ética que persigue un fin exclusivamente moral y que opera en el campo libre de la filosofía y de la enseñanza”.

Cabe preguntarse entonces ¿por qué fue tan perseguida?, y ¿cómo pudo construirse ese mito del contubernio y de la conspiración judeo-masónica? Debería quedar claro que la Masonería no tiene nada que ver con toda serie de leyendas con que, en algunos países como el nuestro, se le ha rodeado, y donde el sólo nombre de masón evoca a misas negras, profanación de hostias, asesinatos de niños, culto a Satanás, venganzas sangrientas… y todo ese cúmulo de fábulas que han llegado a cobrar consistencia y ser creídas sin más desde la más tierna infancia, por obra de educadores cuya ignorancia sobre el tema no les ha impedido deformar sistemáticamente generación tras generación.

Este proceso de mitificación, de falsificación de lo que es la Masonería, es fundamental a la hora de estudiar con rigor y académicamente el discurso antimasónico en el bando franquista durante la guerra civil, y después durante el franquismo, hasta la muerte de Franco, porque ha producido en el público una falsa “definición” de lo que es de verdad la Masonería, y ha calado tan hondo en la sociedad española, que se hace muy difícil superar.

¿Por qué desde el principio nació envuelta en misterio y en cierta oscuridad?

Creo que lo del misterio y la oscuridad son algunos de los ingredientes más eficaces con los que se elaboraron las campañas antimasónicas desde el siglo XVIII hasta nuestros días. Eso, junto al “secreto masónico” y al “juramento masónico”, logró que incluso, entre gentes medianamente cultas, la Masonería sea algo oscuro, secreto, demoníaco, diabólico, perverso, como una reencarnación del mal... En el siglo XVIII, la Masonería fue perseguida, sobre todo, porque era identificada con los movimientos enciclopedis­tas, liberales y progresistas que darían más tarde lugar a la Revolu­ción Francesa. Y curiosamente esta persecución se produjo, en los países y gobiernos más dispares

Surge en Inglaterra. ¿Cómo se propagó por Europa, cómo evolucionó a la luz de las guerras, de los conflictos, de los avances sociales o de fenómenos como La Revolución Francesa o la Guerra de la Independencia’?

1717 es el año que suele darse para señalar el inicio de la masonería moderna. En esta fecha, cuatro logias londinenses fundaron la Gran Logia de Londres. Unos años más tarde, en 1723, fueron redactadas las "Consti­tuciones de Anderson", que contienen las formulaciones de los fines de la masonería, en las que se basan la mayor parte de los masones, todavía, hoy.

En ellas se afirma que ya no se trata de construir la catedral de piedra. El edificio que se construirá será la “catedral” de la Humanidad, en honor del Gran Arquitecto del Universo. En el siglo XVIII el francmasón estará marcado por una doble finalidad: el perfeccionamiento del hombre, y la construcción de la Humanidad.

De Inglaterra pasó a Francia, Italia, España y Alemania, entre otros países europeos, y también a Estados Unidos. La masonería británica conservó una estructura fiel a sus Constitucio­nes, mientras que en el resto se produjo una proliferación de obediencias y la introducción de grados, multiplicidad de ritos y ceremonias de iniciación. Por eso, hablar de Masonería resulta un auténtico anacro­nismo, ya que existen muchas masonerías independientes unas de otras, y dentro de estas mismas se da una variedad extraordina­ria de ritos. Entre los especialistas ha habido, no obstante, una tendencia a establecer una división entre la Masonería anglosajo­na y la latina. La primera es calificada de "regular", y sólo admite como miembros a "varones que creen en Dios y en la inmortalidad del alma y de los que recibe fidelidad a los compromisos sobre el Libro Sagrado de una religión".

La Masonería latina, durante el siglo XIX, experimentó algunas variaciones en el orden ideológico y práctico que se manifestaron, por ejemplo, en un marcado carácter laico y anticlerical, que en algunos masones derivó, incluso, hacia un sentimiento antirreligioso o un profundo agnosticismo. Y eso nos conecta con fenómenos sociales y políticos, como la Revolución Francesa, o nuestra Guerra de la Independencia, en los que se denunció la participación de los masones en la caída de los absolutismos, la destrucción del antiguo régimen, y el triunfo del liberalismo y la revolución. Pero conviene tener en cuenta que hubo masones en ambos bandos.

¿Por qué Fernando VII desarrolló una feroz campaña siempre contra los masones?

Durante el reinado de Fernando VII se desarrolló un intenso combate contra la "incipiente" Masonería española. El régimen absolutista fernandino se orientó de una manera decidida contra el constitucionalismo, el liberalismo y la masonería. Al mismo tiempo que desaparecían las logias creadas por militares franceses al abandonar el territorio español, se cerraron las que habían constituido la primera Gran Logia Nacional de España. Este movimiento represivo se acentuó a partir de enero de 1815, en que restablecida la Inquisición, un edicto de Fernando VII prohibía y condenaba la masonería. Y a este edicto siguie­ron múltiples disposiciones legales antimasó­nicas. La policía y la Inquisición colaboraban estrechamente en la persecución contra los masones. Algunos de éstos se presen­taron voluntariamente ante el Santo Oficio, otros fueron denunciados, y todos los que pudieron emprendieron el exilio.

Los absolutistas de la primera época fernandina atribuían gran parte de los desórdenes constitucionales a los masones y otras sectas, mezclando, en ellas a los judíos para atemorizar a quienes aún sabían poco de estas sectas misterio­sas. Los masones fueron perseguidos por su posición favorable a la libertad. Y en esta cadena de prohibiciones y persecuciones, conviene tener en cuenta una serie de documentos pontificios publicados por los Papas contra la masonería y los masones, desde el siglo XVIII, y que tuvieron una influencia decisiva. Probablemente la encíclica más determinante por su influencia en la persecución de los masones durante el siglo XIX, y después en el siglo XX en la España de Franco, fue la “Humanum Genus” de León XIII, publicada el 20 de abril de 1884.

¿El masón es alguien que se siente fuera del sistema, es un revolucionario encriptado o un conspirador, es un filántropo?

En absoluto. En todo caso, y a pesar de lo que se denunciaba en el discurso antimasónico, pertenecer a la masonería no supone que el masón sea un conspirador, ni siquiera un revolucionario. De hecho en el caso de España la masonería ha tenido miembros de muy distinta escala social. Recientemente el Profesor Javier Alvarado ha publicado un libro sobre la presencia de la nobleza en las logias masónicas españolas (Masones en la nobleza de España. Una hermandad de iluminados). Y otro (Monarcas masones y otros príncipes de la acacia), rigurosos trabajos historiográficos que han desmontado el mito del carácter republicano de la masonería española en el siglo XX.  

Debemos tener en cuenta que para entrar en la masonería, de acuerdo con las Constituciones de Anderson, vigentes desde el siglo XVIII, hay que ser “un varón, libre y aceptado”. Ello impide, el acceso a las mujeres en la masonería británica. Pero, en la masonería de influencia francesa, la masonería “irregular” se admite a las mujeres, hay logias mixtas, y logias sólo de mujeres. 

¿Quiénes fueron famosos masones? Pienso por ejemplo en Mozart y ‘La flauta mágica”.

Aunque es verdad que Mozart fue introducido en la masonería por su padre. Y hubo y hay personajes famosos. Sin embargo, no hubo tantos masones prominentes. Este es uno de los “mitos” más repetidos, sin ningún fundamento, todavía hoy. La idea de la presencia de masones entre la gente más influyente, tanto en España, como a nivel internacional, muchas veces ha sido propalada, incluso por los propios masones, como si por un exacerbado afán proselitista, pensaran que tiene alguna ventaja. Lamentablemente, esta falsa (por exagerada) creencia ha provocado muchas veces la persecución de la masonería, basada en la existencia del tristemente famoso “contubernio-judeo-masónico”, dando pábulo a algunas teorías de la conspiración. Además esta tergiversación favorece una cierta curiosidad que provoca, de tanto en tanto, la publicación de informaciones sensacionalistas con pretendidas listas de masones que ocupan los partidos políticos, los gobiernos, e incluso el propio Vaticano.

¿Por qué hay o hubo una asociación de la masonería con el satanismo y la brujería?

Uno de los "casos más curiosos, y al mismo tiempo más grotescos" de la dura polémica que enfrentó a la Iglesia católica con la Masonería, a finales del siglo XIX, y que dio origen a la leyenda del satanismo masónico es el de Léo Taxil, que escribió numerosos libros sobre la masonería luciferina y tuvo bastante influencia en los círculos eclesiásticos, a pesar de que en el "Congreso Antimasónico de Trento" confesó que se trataba de una superchería y que era todo falso. El satanismo se utilizó frecuentemente en la elaboración del discurso antisemita, y en la persecución de los judíos y los masones, basándose fundamentalmente en Los Protocolos de los Sabios de Sión, otra obra completamente falsa.

Caro Baroja en su Historia sobre los Judíos en España, señala que, "a comienzos del siglo XIX,- y también durante la segunda mitad del siglo XVIII -, se confundía a los judíos, a los masones, a los protestantes y a los liberales, con todo supuesto enemigo del catolicismo. Judío = liberal = masón. He aquí, unas ecuaciones que aún tenían vigencia para la masa carlista hace poco en las aldeas del Norte". Caro Baroja recuerda que fue precisamente Napoleón en Chamartín, el 4 de diciembre de 1808, y no su hermano José Bonaparte, como rey de España, quien llevó a cabo la supresión del Tribunal del Santo Oficio, considerando que la Inquisición era un acto "atentatorio a la soberanía". Este acto de "impiedad" fue secundado por las Cortes de Cádiz que se oponían a "Pepe Botella", pero que en este caso, coincidiendo con los afrancesados, decretaron el 22 de febrero de 1813, la abolición del tan temido y odiado Tribunal.

¿En qué consisten las logias y cómo funcionan? ¿Cuáles son sus símbolos claros? A veces da la sensación de que siguen un orden jerárquico y militar…

En relación con el término “logia” baste decir que sirve para designar el lugar donde realizan sus actividades los masones. También, se suele utilizar, indistintamente, el nombre de “templo” o “taller”. En un sentido más amplio, se utiliza el término logia “en plural”, para designar las comunidades masónicas de base. Las logias constituyen el principio organizativo fundamental sobre el que los masones desarrollan las actividades de “iniciación” y formación, y el resto de los “trabajos masónicos”. Las Logias son la estructura sobre la que se desarrolla la masonería en todos los países. En relación con el funcionamiento de las logias, creo que en la actualidad hay algunas cuestiones masónicas que son un tanto anacrónicas. Por ejemplo, esta idea de una sociedad organizada a partir de diversos grados, y muy jerarquizada, por más que sus dirigentes sean elegidos democráticamente. También puede resultar chocante el carácter de una organización “discreta”, en una sociedad abierta, cada vez más comunicativa.Por otra parte, sobre los signos, los símbolos y los ritos masónicos, recomiendo un libro reciente del profesor Ferrer Benimeli que se titula “Aproximación a la masonería a través de sus lemas y divisas”.

¿Qué pasó con la Masonería en la Guerra Civil española? Pareció el emblema del mal al que había que descuartizar.

Sí. En mi libro trato de dar una respuesta al tema de la represión de los masones. El título (Palabras asesinas. El discurso antimasónico en la guerra civil española), me parece significativo. Desde el inicio mismo de la contienda civil, de cuyo inicio se cumplieron en 2016 ochenta años, la prohibición, la condena y la represión de la masonería se convirtieron en uno de los objetivos, que tenía además la virtualidad de unificar a los distintos militares que protagonizaron el golpe militar. Y durante la postguerra y todo el franquismo, los masones (aunque los pocos que salvaron la vida, habían huido y vivían fuera de España) eran la justificación de la permanencia de Franco en el poder, porque repetía a marcha martillo, que “la masonería nunca se rinde” y que no se podía bajar la guardia porque se trataba de un “enemigo invisible”, y por eso tan temible. La represión fue de una brutalidad tremenda. Hablando del Holocausto, Primo Levi escribió: "Se comprendere è impossible, conoscere è necessario".

¿Cuáles son los hitos claves, las proclamas antimasónicas?

En un libro anterior (La publicación de la ley de represión de la masonería en la España de postguerra (1940) que publiqué en 1992, pero que creo que todavía está vigente, desgraciadamente, recogía una frase de Franco publicada en el periódico Arriba, con el pseudónimo de “J. Boor”, el 3 de mayo de 1951. Decía: “Si la masonería no descansa en sus actividades criminales, forzosamente hemos de ponernos en plan de combatir quienes, por conocerla, nos hemos convertido en fieles guardianes de nuestro solar frente a sus ataques. No hemos jamás de olvidar que entre las fuerzas derrotadas de la anti-España por el Movimiento Nacional Español ocupaban un puesto principal las fuerzas masónicas de nuestra Patria, que, aunque reducidísimas en su número eran, sin embargo, las patrocinadoras de todas las traiciones y las que realmente habían abierto las puertas de la patria a la invasión comunista y a su enseñoramiento de nuestro solar. Los que crean que la masonería se da alguna vez por vencida se equivocan. Hija de la maldad, su espíritu demoníaco sobrevive a la derrota y encarna en nuevos seres y en nuevos territorios. Hemos de desconocernos al sol de la gloria y del resurgimiento, si queremos librarnos de la sombra inseparable de las asechanzas masónicas”. Todo el mundo era sospechoso. Todo el mundo era culpable, si no se demostraba lo contrario. Lo que era bastante difícil.

¿Qué es lo más que te ha sorprendido en tu trabajo: el odio, la mentira o ese temor casi inhumano o persistente contra la Masonería?

Todo. Sobre todo el lenguaje del miedo. Un discurso de muerte, de venganza y exterminio. Recuerdo lo que decía Elie Wiesel hablando del Holocausto: "No todas las víctimas de los nazis fueron judíos, pero todos los judíos fueron víctimas de los nazis".  De la misma manera, parangonando a Wiesel, se puede decir que no todas las víctimas del franquismo fueron masones, pero todos los masones (españoles) fueron víctimas del franquismo.  

Sugieres que Azaña era masón o simpatizante. También lo fueron Cajal y Francisco Albiñana. ¿Cuál es el relato de la incomprensión, de la violencia y de la persecución de masones que más te ha conmovido?

Azaña fue iniciado en una logia madrileña pero, como él mismo cuenta en sus Memorias no le dio la menor importancia, y no pasó de ahí. Cajal se inició de joven, pero se dedicó sobre todo a sus trabajos de investigación neurológica que le valdrían el Nobel de Medicina en 1906.

¿Qué sucedió con los masones aragoneses?

La represión en Aragón fue muy dolorosa. El profesor José Antonio Ferrer Benimeli, le dedicó uno de los tres volúmenes de su Historia de la Masonería en Aragón. Como sucedió en otros territorios españoles donde triunfo el golpe militar desde el primer momento (el caso de Mallorca fue muy emblemático, cómo describiría Georges Bernanos en su obra famosa de Los grandes cementerios bajo la luna, en 1938) en Zaragoza, algunos testimonios son impresionantes.

En el franquismo, la masonería fue elevada a la categoría de máxima perversidad… ¿Qué se dijo, grosso modo? Cómo se le combatió?

Un ejemplo: “La masonería es una conjunción criminal y perversa, secreta y arteramente extendida por toda la tierra, para destruir la sociedad, la familia y la propiedad cristiana en provecho de la avaricia, la ambición y el odio de herejes y judíos; y en España se introdujo traidora y alevosamente, para envilecerla y destruirla. La masonería es radical y sustancialmente antiespañola, y fue siempre instrumento de los enemigos de nuestra Patria”. La publicación de este tipo de discurso represivo no es tan siquiera comparable con el producido en la Alemania nazi contra los judíos, pues cesó de difundirse, cuando los nazis pensaron que la cuestión estaba resuelta con su exterminio.

La legislación contra la masonería durante el franquismo se concretó en una serie de leyes como La Ley de Responsabilidades Políticas (1939); la Ley de Represión de la Masonería y el Comunismo (1940); y la Ley de Seguridad del Estado (1941), por poner tres ejemplos concretos. La represión de la masonería duró hasta la muerte de Franco.

Tras la democracia, aún tardó mucho en ser legalizada. ¿Aún seguía levantando suspicacias y ronchas?

Todavía pesaba muchísimo la mala imagen de la masonería repetida hasta la saciedad por la propaganda franquista. Y entre otras cosas por eso se tardó más tiempo en su legalización que en el caso del partido comunista. La masonería en la actualidad está tratando de funcionar como cualquier otra asociación. En 2017, la Gran Logia Española desarrolla una campaña de reconocimiento de la honorabilidad de la masonería entre las instituciones, y la ciudadanía. Pero, naturalmente, la huella de las campañas antimasónicas del franquismo, perdura sobre sociedad española. Estamos muy lejos de llegar a la situación de otros países, donde funciona con absoluta normalidad. 

¿Se ha quedado ahora, con menos de 5000 personas, en tierra de nadie?

Me parece que hay demasiada leyenda urbana sobre los masones y la masonería. Por ejemplo, cuando se trata de cuantificar su número. Los propios masones dicen que habría en España cerca de 5000 masones. Son demasiados. Puede que confundan el deseo con la realidad. Y por añadidura, no parece de verdad que entre ellos destaquen los principales líderes de la sociedad española, tanto a nivel económico, empresarial, político, intelectual, etc. Los masones merecen un respeto, pero no debemos hacer un mito. No creo que la masonería sea más interesante que una ONG, como, por ejemplo UNICEF, que desarrolla una magnífica tarea en defensa de la infancia. La masonería en otros países es una asociación como cualquier otra de fines similares. Y así debería ser España.

- Por último, ¿cómo definirías el estado de la cuestión en torno a la masonería?

- Creo que la masonería sigue estando estigmatizada por la propaganda de extrema derecha. Forma parte de los mitos constitutivos de las teorías de la conspiración que tanto éxito tienen a nivel editorial. Falta mucho rigor a la hora de hablar de la masonería. Parece que cualquier cosa vale. Por eso veo que siguen siendo necesarios rigurosos estudios históricos sobre este tema en nuestro país. 

 


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris