Facebook Twitter Google +1     Admin

"EL HOMBRE DESPAREJO" DE ANTONIO SERRANO CUETO

20081006114644-weegee.jpg

[El baile de los silenos (http://antonioserranocueto.blogspot.com) es el blog del escritor gaditano Antonio Serrano Cueto, a quien aún no tengo el gusto de conocer. He llegado a su blog casi por casualidad y ha sido una deliciosa sorpresa. Veo que no solo es entusiasta estudioso de la literatura y sus márgenes, sino que es latinista, poeta y narrador. Copio aquí este texto, del género de minificción, que es una auténtica joyita de la literatura fantástica: “El hombre desparejo”.]

 

Hora punta en los andenes del metro. Un hombre corre precedido por su sombra, que camufla sus perfiles humanos entre el gentío atropellado. El hombre ignora que ha salido de casa desparejo. Llega al trabajo y saluda, pero su saludo suena geminado, porque ya saludó antes su sombra. Es mediodía. El hombre se dispone a almorzar donde suele. En la mesa quedan restos del almuerzo reciente de su sombra. Cumplida la jornada, atardecida la hora, el hombre vuelve a casa. Por su habitación camina descalzada su sombra. A pesar del cansancio, inicia en la cama el ritual del deseo con el cuerpo de la amada, pero ella duerme ya gozosamente satisfecha.

*La foto es de Weegee.

 

Antonio Serrano Cueto

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonio Serrano Cueto

Estimado Antón. Me he llevado una grata sorpresa al ver que citas mis Silenos y mi cuento en tu visitadísimo blog. Te lo agradezco de veras. Un abrazo.

Fecha: 06/10/2008 12:58.


gravatar.comAutor: De Antón

Un gran abrazo. Y mil gracias por tu generosidad y tus buenos textos. Cúidate. Antón

Fecha: 06/10/2008 23:34.


gravatar.comAutor: luis cueto

esta padre

Fecha: 20/02/2009 03:02.


gravatar.comAutor: Alicia

HERMOSO POEMA,MAGICO

Fecha: 07/04/2010 06:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris