Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DOMINGO DE WISLAWA SZYMBORSKA

20100103100926-helmut-newton.jpg

Ayer hice un viaje a Osorno con mi hijo Daniel. Fue un viaje, ida y vuelta, de unas diez horas. O quizá más. Nos lo pasamos muy bien, al menos yo. Hablamos de todo, y ni siquiera encendimos la radio: hablamos de la vida, de la literatura, del cine, de los amigos, de los periódicos que habíamos comprado, de proyectos, de los dos días tan bonitos e intensos que habíamos pasado, nos habíamos reunido un total de 22 personas en casa.

A la vuelta, nos enteramos de que su madre Carmen Gascón, que se cayó hace unos día en Pla-Za tras un grotesco y doloroso resbalón en un charco, estaba en Urgencias para comprobar si su terrible dolor de rodilla escondía algo más. Paramos un instante en casa, donde Pippi Tetley, con atuendo de bailarina, pedaleaba en la bicicleta estática. Y allí, en sus poblados estantes vi la ‘Poesía no completa’ de Wislawa Szymborska, que publicó Fondo de Cultura Económica en traducción de Abel A. Murcia y Gerardo Beltrán. Estos días he leído, como mucha gente, varios libros y entrevistas de Szymborska, una mujer admirable a la que se le entiende todo.

 

Leí el libro casi por completo durante la espera, en la consulta. Estoy fascinado con la claridad de esta mujer, con su humanidad directa, con su experiencia vital y su sentido de la ironía.

 

Me gusta mucho este poema, ideal para hoy, y lo copio aquí:

 

A MI CORAZÓN EL DOMINGO

 

Gracias, te doy, corazón mío,

por no quejarte, por ir y venir

sin premios, sin halagos,

por diligencia innata.

 

Tienes setenta merecimientos por minuto.

Cada una de sus sístoles

es como empujar una barca

hacia alta mar

en un viaje alrededor del mundo.

 

Gracias te doy, corazón mío,

porque una y otra vez

me extraes del todo,

y sigo separada hasta el sueño.

 

Cuidas de que no me sueñe al vuelo,

hasta el extremo de un vuelo

para el que no se necesitan alas.

 

Gracias te doy, corazón mío,

por haberme despertado de nuevo,

Yy aunque es domingo,

día de descanso,

bajo mis costillas

continúa el movimiento de un día laboral.

 

PD. La edición es muy bonita, muy cuidada. Y lleva un prólogo de Elena Poniatowska que me ha gustado mucho. Está muy bien escrito, es muy lúcido y literariamente resulta ajustado y muy bello. La foto es de Helmut Newton.

 

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Pepo Paz

Me apunto a esa lista de lectores fascinados por la fuerza de la poesía y de la manera de ver la vida de esta mujer...

Fecha: 03/01/2010 10:36.


gravatar.comAutor: Fernando

curioso..lo estoy leyendo ahora...abrazos

Fecha: 03/01/2010 11:02.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris