Facebook Twitter Google +1     Admin

JANE BIRKIN: MUSA, CANTANTE Y ACTRIZ EN ZARAGOZA

20090227121234-jane-birkinsergegainsbourgandjanebirkininsloga2.jpg

Cuando se murió su ex marido Serge Gainsbourg en 1991, Jane Birkin dijo que no volvería a grabar. Lo dijo, y sus palabras se las llevó el viento. Jane Birkin siempre está ahí, con su pánico escénico, dispuesta a cantar. Su nueva gira y su disco ‘Enfants d’Hiver’ la traen a Zaragoza. Canta en solitario, casi siempre en francés, o a dúo, con Manu Chao, Brian Ferry, Caetano Veloso o la sofisticada Françoise Hardy. Canta composiciones que crean para ella o hace versiones de Tom Waits o Neil Young. Siempre está en el camino: no es aquella hermosa musa de los 60 y 70 que exaltaba el erotismo e invitaba a la pasión, pero tiene la belleza del tiempo sedimentada en su rostro y en su voz. Tiene la belleza trabajada de quien ha vivido mucho.

 

Jane Birkin le debe su fama a su elegancia de modelo de casi 1.80, a su descaro y a su belleza. Jane Birkin le debe su éxito a uno de los hombres claves de su vida, Serge Gainsbourg, y a una canción: ‘Je t’aime moi non plus’, que estrenaron ambos en 1969. Ese tema se convirtió en un himno sexual y sensual que estremeció el planeta. Los susurros lascivos conmovían a casi todo el mundo y también aquel ‘mon amour’ obsesivo. Pero había algo más: el mundo afrontaba una nueva libertad sexual y Jane y Serge eran, por otro parte, unos modernos. La bella y la bestia, la musa y el creador, dos rebeldes con causa, dos provocadores con acusado sentido teatral y glamur.

Jane nació en Londres en 1946. Es hija de un militar y de una cantante y actriz, Judy Campbell. Decidió seguir los pasos de su madre, y muy pronto se inició como actriz. Trabajó, y se desnudó, en ‘Blow up’ de Antonioni, que adaptó el cuento ‘Las babas del diablo’ de Cortázar. El compositor John Barry, su primer marido, la invitó a cantar. En 1968 se trasladó a París y se casó con Gainsbourg. Ocuparon páginas y páginas de primera plana, exhibieron y compartieron su talento, rindieron homenajes a la música de los 60. En 1980 se separaron, aunque siguieron colaborando en la música.

 

Jane Birkin, que había tenido una hija con Serge, Charlotte, inició una relación con Jacques Doillon, y tendría su segunda hija, Lou. No ha parado nunca. Ha publicado más de una docena de álbumes, ha hecho numerosas películas, incluso ha dirigido, como ocurre en ‘Boxes’, con Michel Piccoli y Geraldine Chaplin. Dice que, en el fondo, todo se lo debe a ‘Je t’aime moi non plus’. El miércoles día cuatro tenemos una cita con ella en el Auditorio de Zaragoza y con su último proyecto: ‘Enfants d’Hiver’. “Es mi álbum más personal, tengo una peculiar sensación de desnudez”, dice.

*Jane Birkin actúa el miércoles día 4 en el Auditorio de Zaragoza. Hoy, Matías Uribe publica una extensa entrevista, un bello ejercicio de mitomanía también, en el suplemento ’Muévete’ de Heraldo de Aragón. En la foto, Jane Birkin y Serge Gainsbourg.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Rafael Castillejo

Bailar en aquel tiempo "Je t’aime moi non plus" en un guateque con poca luz, tenía mucho más morbo que dedicarse al porno hoy en día. Lo que no podíamos entender era cómo se había casado con un tío tan feo. Encima, los chavales que devorábamos películas de romanos en cines de reestreno, conocíamos bien a Serge Gainsbourg por su papel de malo en "La rebelión de los esclavos", donde la actriz principal era la bellísima Rhonda Fleming, una de mis primeras novias de la gran pantalla.

Fecha: 27/02/2009 21:59.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris