Facebook Twitter Google +1     Admin

ELÍAS MORO: EL ARTE DE PENSAR

ELÍAS MORO CUÉLLAR: LA ORGÍA DE LA LITERATURA

Elías Moro Cuéllar es poeta, narrador y uno de esos autores a los que les interesan todos los géneros: el aforismo, el dietario, los juegos de palabras, los rescates de la memoria. Parece un heredero de Georges Perec, Ramón Gómez de la Serna y Cristóbal Serra. Ha publicado varios libros y es, además, un animador de escritores, un sembrador de amistad. Dentro de poco aparecerá un Dietario suyo en Isla de Siltolá –el sello sevillano de un raro gaditano que ama las palabras y sus temblores: Javier Sánchez Menéndez-. Ahora trabaja en un nuevo volumen, sin título aún, que es muy suyo: frondoso como un bosque, aleatorio como las tempestades y a la vez abierto a todos los horizontes como una ventana de libertad. Elías, además, en los últimos años se ha convertido en un aragonés converso: es un señor casi gigante, padre de dos hijas, jugó al baloncesto mucho tiempo, es madrileño del Rayo, viven en Mérida y entre sus mejores amigos, por citar algunos, se cuentan Julio José Ordovás, José Luis Melero o Fernando Sanmartín.

 

11 FRAGMENTOS

 

Elías Moro

 

La adulación es la interesada paciencia del mediocre, del servil y, en último término, del canalla y el traidor.

 

*

 

Siquiera sea por una simple cuestión de antigüedad en el oficio -aunque no sólo por eso-prefiero, de todas, todas, las putas a las beatas.

 

*

 

Cuando le eres infiel a alguien, que sepas que también te estás engañando a ti. Y se me ocurren pocas cosas peores que ser traidor y desleal consigo mismo.

 

 

*

 

Cada vez estoy más convencido de que literatura y vida van de la mano. Y es que cada vez me ocurre con más frecuencia haber leído un párrafo cualquiera o encontrarme en una situación dada, y, al poco, experimentar casi lo mismo en el quehacer cotidiano o leer algo semejante en cualquier libro que me caiga en las manos.

 

*

 

Ten cuidado con todo lo que dejas atrás mientras sigues en pos de la codicia sin parar en mientes. No lo dejes a su albur. Sé concienzudo y sepúltalo bien hondo si no quieres que un día eso que creíste muerto y enterrado salga de su tumba dispuesto a cobrarse, descarnado y vengativo, las cuentas pendientes, los desprecios y humillaciones que tan alegremente le infligiste.

 

*

 

La lucidez es un puñal que, para nuestra desgracia y vergüenza, sólo sale en contadas ocasiones de su funda.

 

*

 

¿Que qué me llevaría a una isla desierta? La fotografía de una isla desierta.

Para no olvidarme nunca de donde estoy.

O de cómo y por qué he llegado hasta aquí.

 

*

 

Empieza a preocuparte por tu sentido del gusto cuando te relamas con el repollo hervido, la pescadilla al vapor sin sal y el yogur desnatado.

Aunque más que preocupante, yo diría que el desaguisado ya no tiene remedio.

 

*

Hoy me siento como en un bodegón de Morandi: un poco desastrado y como difuso, con todos mis asuntos a punto de caerse por un extremo de la mesa, de la vida.

 

*

 

Siempre buscando hacer daño, el cínico dispara sarcasmos.

 

*

 

¿Por qué se dice “guerra civil” si todas las guerras son fratricidas?

 

*Las tres fotos son de Edouard Boubat.

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Jose Maria Souza Costa

Invitación

Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven para acá.

http://www.josemariacosta.com

Fecha: 02/10/2012 22:46.


gravatar.comAutor: Elías

La verdad, Antón, ya no sé qué decir acerca de tu generosidad. Esta posada que es tu ventana ha vuelto a acogerme con la calidez, la elegancia y el cariño de siempre.
¡Y esas hermosas imágenes, tan evocadoras, tan sugerentes!

Abrazo agradecido.

Fecha: 03/10/2012 19:54.


gravatar.comAutor: Carlos Medrano

Exquisito el tratamiento que te ha brindado Antón Castro, y muy agradables de leer estos aforismos. Como tú ya sabes, todos verdaderos porque responden a la verdad de su razón y momento. Respecto al de la traición déjame decirte, Elías, que también podría hacerse el elogio, hacer de la traición una norma vital e inteligente, posiblemente siempre que sea ir más lejos, siempre que sea dejar atrás convenciones, ataduras y mentes y mundos estrechos. Sólo hemos de ser fieles a lo que por sí solo permanece (o lo merece), incluso de nosotros mismos. Abrazos

Fecha: 14/10/2012 14:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris