Facebook Twitter Google +1     Admin

'FOTOGRAFÍA VELADAS': CRÓNICA DE MYRIAM MARTÍNEZ

20081228111559-anton-castro.-por-miguel-garcia.jpg

[El pasado viernes en el Diario del Altoaragón, Myriam Martínez se ocupaba ampliamente de la presentación de Fotografías veladas (Xordica) en Huesca, en la librería Anónima de Chema y Tere. Encuentro el texto en Internet y lo traigo aquí por si alguien quisiera saber algo más del acto y del libro. He expresado en varias ocasiones mi profunda y sincera gratitud hacia Myriam Martínez y todo mi respeto y afecto hacia Antonio Angulo, director del diario, que siempre es un hombre elegante, cordial y cariñoso, alejado de banderías. Lo repito con renovado agradecimiento. La fotografía que aparece aquí es de Miguel García.]

 

MYRIAM MARTÍNEZ / Diario del Altoaragón

El periodista y escritor Antón Castro acaba de publicar "Fotografías veladas", un libro que recoge todos los temas que forman el cosmos del autor, que reflejan parte de su esencia, que expresan su pasión por el paisaje y el paisanaje aragonés, que constituyen un homenaje a su tierra de adopción y que están narrados con una amplia variedad de registros para proporcionar una lectura ágil y amena.

 

HUESCA.- El libro "Fotografías veladas", de la Editorial Xordica, para la que Antón Castro no escatima elogios, fue presentado a la sociedad oscense en un acto celebrado el pasado martes en la Librería Anónima de Huesca. Acompañando al autor, se encontraban los profesores de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación Rosa Tabernero y José Domingo Dueñas.

"Fotografías veladas" reúne una serie de cuentos que el autor ha ido publicando desde hace 18 años. El primero de ellos fue el titulado "Pabostría" y cuenta la historia de un arquitecto gallego, que llegó a Zaragoza a realizar un trabajo y, extrañamente, se convirtió en un delincuente, en un francotirador que acabó matando a la gente desde el Paseo Independencia. Años después, el hijo vuelve a reconstruir la historia de su padre y el cuento de Antón Castro finaliza con la primera frase que va a utilizar en su relato: "Mi padre eligió para morir una calle con gatos en los balcones y un tañido de campanas...". Antón Castro ha vivido en diferentes lugares y siente una gran vinculación a las tres provincias aragonesas. En este título, su amor a Huesca queda especialmente subrayado como se aprecia, por ejemplo, en el primer relato, que sucede en Loarre y constituye un homenaje explícito a Antonio Durán Gudiol. Fue Antón Castro, en su calidad de periodista, quien le hizo posiblemente la última entrevista antes de fallecer, acompañado de José Luis Cano. En la presentación realizada el pasado martes en la Librería Anónima, Antón Castro afirmó que nunca se había reído tanto, recordó las carcajadas contagiosas de sus dos contertulios y la manera tan hilarante que tenía el historiador de contar las historias más dramáticas que le habían tocado vivir durante la Guerra Civil.

El segundo cuento de "Fotografías veladas", el que más le gusta a su autor, es un homenaje al fotógrafo Ricardo Vila, pero, sobre todo, al mundo de los viñedos.

"Un perro entre reyes" es, para muchos, el relato más perturbador. El fotógrafo Manuel Martín Mormeneo cuenta su relación con un perro, en una historia que tiene muchos tintes autobiográficos. Curiosamente, Antón Castro, aunque respetuoso con ellos, no profesa demasiado amor a los perros, aunque en este libro son parte esencial de dos de los cuentos. El texto cuenta que el fotógrafo llevó a enterrar a su perro a San Juan de la Peña, entre reyes, y la bonita relación que se establece entre el dueño y su animal.

Y también hay un cuento de maquis, que comienza en el Bajo Aragón y culmina en Boltaña: "El cañaveral y el columpio".

"Fotografías veladas" reúne todos los temas que inquietan y fascinan a su autor: la atracción por la fotografía, por los fantasmas, por el misterio, por el paisaje y por algunos personajes que, de vez en cuando, aparecen en las fantasías y en los relatos de Antón Castro, como el fotógrafo Patricio Julve. Es un libro sobre la historia de gallegos en Aragón y también de aragoneses en Galicia y, tratándose de Antón Castro, es una obra sobre el arte de contar, en el que priman los relatos de amor.

"Creo que es un libro muy familiar, en el que salen muchos personajes que me han ido dando vueltas -explicó a este periódico el autor-. Un cuento que me gusta mucho es ‘El enamorado de Zaragoza’. Tengo un compañero de La Coruña, algo mayor que yo, que vino a hacer la mili a Zaragoza y se quedó completamente enamorado de la ciudad. Desde entonces, todos los años viene al Pilar y se toma diez días. El relato cuenta la historia de un hombre que experimenta una gran fascinación por Pablo Gargallo y vive una historia de amor".

El libro está dividido en tres partes: una primera, muy poderosa; una segunda, donde prácticamente todos los relatos suceden en Galicia y constituyen las historias más galaicas; y una tercera, que recoge los cuentos más zaragozanos, entre otros, el que narra la historia que inspiró a Antón Castro para crear el personaje de Patricio Julve.

"Patricio Julve nació como un personaje misterioso y lo sigue siendo, pero ahora va acompañado por un gallego [Ventura Amar, conductor de protocolo del Ayuntamiento de Zaragoza], que lo lleva de viaje en un 1.500 negro, acharolado, por Loarre y Barbastro".

Recientemente, Patricio Julve ha protagonizado un cortometraje, en el que viaja a Nueva York para fotografiar a la mafia. El personaje ficticio creado por Antón Castro está cobrando vida también en la pluma de otros escritores como Miguel Mena, que en una de sus narraciones lo ha introducido como corresponsal de la agencia Efe.

Para Antón Castro, que hace dos años estuvo en Huesca presentando "Golpes de mar" (Destino), escribir es un ejercicio muy natural, que responde a una necesidad y con el que disfruta al mismo nivel que los mayores placeres que le pueda proporcionar la vida. "No tiene mistificaciones. Soy de esos escritores que tiene una idea vaga en la cabeza y empieza a buscar, y a buscar, y le sale. A mí me encanta escribir tan rápido como pienso. Luego, le doy vueltas y corrijo".

Asegura el autor que lo que más le gusta del mundo es la realidad, al tiempo que confiesa que, en ocasiones, tiene algún problema para distinguirla de la imaginación. "Si digo que soy un escritor realista, Pepe Melero se sube por las paredes -admite-. Pero yo, en el fondo, sí me siento un autor realista, lo que pasa es que, inmediatamente, mis textos toman un sesgo que les hace parecer fantásticos".

"Fotografías veladas" escribe de la verdad de las mentiras para rendir un gran homenaje de cariño a Aragón.

 

ROSA TABERNERO DIJO…

- "Siempre presento libricos para chavalicos y creo que es Antón la única excepción que he hecho en todo este tiempo"

- "Dice la contracubierta, reza la contracubierta que acaso Zaragoza sea la gran protagonista de esta veintena de cuentos y no lo creo, la verdad que no. Es Antón Castro, su mundo".

- "Ya desde el título, Fotografías veladas, la fotografía aparece en la obra como metáfora del conocimiento, de la posibilidad y de la imposibilidad de conocer cabalmente la realidad"

- "El cuento como defiende Cortázar tan cercano a la fotografía, la necesidad de fijar y componer y de sugerir, inventar historias"

- "Y conste que para cuando aparece un nombre normal o casi normal, Julia Margarita, es una perra..."

- "Esa Zaragoza teñida de sirenas... Es la Zaragoza de un gallego, que sabe mirar y que cuenta después lo que ve"

JOSÉ DOMINGO DUEÑAS DIJO…

- "Al leer sus relatos nos asalta la convicción de que ese aserto, que a menudo suena a mero tópico, la idea de que las historias se cuelgan del escritor hasta asfixiarlo ni no las cuentas, es pura y cabalmente cierto en el caso de Antón Castro".

- "Antón Castro salió de Galicia marcado para siempre con el hierro de la literatura".

- "La prosa de Antón Castro aparece siempre llena de matices, cargada de riqueza insólita, capacitada para acomodarse a cualquier rincón de lo real, para construir sentido y belleza donde sólo hay formas, volúmenes, hechos".

- "En Antón Castro, el preciosismo de la escritura no va en detrimento de la precisión".

- "Lo decisivo para un escritor es tener algo interesante que decir y eso Antón Castro lo sabe muy bien"

- "Antón Castro es un expendedor de sueños".

 

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Sonia

Yo os vi a ti y a tu libro ayer en Público. Enhorabuena.

Un abrazo súper.

Fecha: 28/12/2008 12:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris