Facebook Twitter Google +1     Admin

HAROLDO DE CAMPOS EDITADO EN VEINTISIETE LETRAS

20090219194710-haroldo-de-campos.jpg

 

María Moreno, editora de Veintisiete Letras, envía esta nota sobre una Antología poética de Haroldo de Campos, “Hambre de forma”  que “abarca todas las etapas creativas del fundador de la Poesía Concreta y autor de una de las exploraciones poéticas de más alto voltaje del siglo XX”.

 

 

 

HAROLDO DE CAMPOS Y SUS ECOS

Haroldo de Campos (São Paulo, 1929-2003) es autor de una obra mayúscula en poesía, ensayo y traducción, y su labor se ha convertido en un referente para la creación y el pensamiento universales.

 Junto a los también brasileños Augusto de Campos y Décio Pignatari, fundó a mediados del siglo XX la Poesía Concreta, el último gran movimiento vanguardista de la post-guerra. Esta corriente postula una absoluta renovación en el lenguaje del poema, que de la página salta al cine, la música o la pintura y llega incluso a la política y la publicidad. Y ello sin olvidar la preocupación social y el compromiso con su tiempo.

 

Como traductor, vertió al portugués obras de Homero, Dante, Goethe, Mallarmé y Maiakovski, así como textos bíblicos, entre ellos el Génesis y el Eclesiastés, entendiendo siempre la traducción como «transcreación». Su obra ensayística destaca entre la más relevante del continente americano.

 

Fue distinguido con el Premio Jabuti en distintas convocatorias (1991, 1993, 1994, 1999 y 2002). En 1999 recibió en  Francia el Premio Roger Caillois y en México el Premio Octavio Paz de Poesía y Ensayo.

 

Hasta ahora, en España la recepción de su poesía ha sido más bien fragmentaria. Como libros, sólo se han traducido La educación de los cinco sentidos (1990) y una versión parcial de Crisantiempo (2006), que contiene algo menos de un tercio de los poemas del libro original, ambas a cargo de Andrés Sánchez Robayna.

 

HAMBRE DE FORMA, antología bilingüe preparada por Andrés Fisher, responsable de su selección y edición y autor del excelente estudio introductorio, ofrece la más amplia muestra de su creación, vertida al castellano de la mano de los mejores traductores de Haroldo (Gonzalo Aguilar, Roberto Echavarren, Daniel G.ª Helder, Reynaldo Jiménez, Eduardo Milán, Marcelo Pellegrini, Néstor Perlongher y el mismo Fisher).

 

A lo largo de más de 300 páginas, incorpora poemas de Auto del poseso [Auto do possesso, 1950], Ajedrez de estrellas [Xadrez de estrelas, 1976], Signantia: quasi coelum [1979], Galaxias [Galáxias, 1984], La educación de los cinco sentidos [A educação dos cinco sentidos, 1985], Crisantiempo [Crisantempo, 1998] y La máquina del mundo repensada [A máquina do mundo repensada, 2000].

 

Se presenta así una completa muestra de la obra del poeta, desde la ortodoxia y los hallazgos concretistas hasta sus posteriores aristas más neobarrocas y en diálogo con la tradición. Obra que, en su conjunto, constituye de una de las exploraciones poéticas de más alto voltaje de la segunda mitad del siglo XX.

«Tus textos son verdaderas galaxias; fosforescencias semánticas entre lo blanco del papel y lo negro», Octavio Paz

 

«Uno de los mayores humanistas de la época moderna», Emir Rodríguez Monegal

 

«Su palabra queda perpetuada en un legado monumental», Jorge Schwartz

 

«Recorrer el itinerario poético y ensayístico de Haroldo de Campos no implica solamente enfrentarse a una producción creativa de gran riqueza sino también con momentos fundamentales en el desarrollo de la vida literaria brasileña, de la poesía latinoamericana y, en general, de la tradición poética moderna», Rodolfo Mata

 

«En suma, como un diamante polifacético, Haroldo ha ocupado y ocupa un espacio sui generis en la Modernidad, tanto brasileña como contemporánea, representando en una sola persona un amplio espectro de caminos y de creaciones», Inés Oseki-Depré

 

«En el terreno del pensamiento, la escritura, la poesía, en el horizonte de la literatura, y ante todo en la intimidad del idioma: a todo ello sé que Haroldo habrá tenido acceso como yo, antes que yo, mejor que yo; es decir, que me estaba esperando sin embargo, ya en el otro lado, donde llegó antes que yo, el primero, en la otra orilla», Jacques Derrida

 

«Será difícil encontrar a otro hombre tan generoso en su conversación y tan sabio y trascendental en su cultura», Guillermo Cabrera Infante

© Eder Chiodetto es el autor de esta foto de Haroldo de Campos, fechada en 1999. 

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Niggerman

Qué foto tan claustrofóbica...
Tantos libros, y así dispuestos, dan una cierta sensación de cárcel, ¿no?

Fecha: 19/02/2009 20:51.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris