Facebook Twitter Google +1     Admin

POEMA DE MAYUSTA

POEMA DE AMOR, MAR Y BICICLETAS

 

Por Miguel Ángel YUSTA

 

Escuché el mar y, en la noche serena,

me decía tu nombre con la espuma

de las olas calmadas.

Miré luego las playas en el amanecer               

y en cada caminante creí ver tu silueta.   

Todas las frases hablaban de ti.

La sonrisa de un niño

recordaba los tiempos de la luz

-inolvidables días luminosos

de los juegos y risas infantiles-.

Cada hora  vivía en tus suspiros

y el mundo sonreía...

 

Fue tan sencillo amarte

como difícil que me amaras tú.

Por ello, sin remedio, en un día cualquiera,

se consumió en silencios la mañana

y se cortó la tarde

en la hora final del laberinto.

 

Ahora que por fin

sé de verdad quién eres

me  paseo de nuevo apacible por la orilla,

deshaciendo las horas

sin temor a morir en ese mar.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Mayusta

Gracias, Antón...

Fecha: 22/08/2010 14:25.


gravatar.comAutor: Fernando

Muy bien M.Á.

abrazos a los dos

Fecha: 22/08/2010 18:08.


gravatar.comAutor: Marcos Callau

Estupendo y refrescante para un día como el de hoy, sirve de consuelo.

Fecha: 22/08/2010 21:34.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris